lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Temperatura T 25° H 83.5%
05 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

JP Racing gritó campeón de la mano de Ortelli

0
Comentarios


El piloto de Salto terminó segundo y tras un final caliente y cuestionado entre Rossi y Werner, con toque y retraso para ambos en la última vuelta, le pegó una vez más el uno al lateral de su Chevrolet para locura de los hinchas.

JP Racing gritó campeón de la mano de Ortelli
Foto:

Guillermo Ortelli quedará en la historia no solamente por haber sumado el séptimo título de su carrera en el Turismo Carretera, sino por haber sido uno de los protagonistas de la definición más caliente y cuestionada desde que esta categoría vio la luz, aunque... ¿quién le quita lo bailado al JP Racing de Banfield?

Con 43 años de edad y más de 20 en la categoría, Ortelli hizo valer más que nunca el Chevrolet que le prepara el JP y más aún su experiencia, aunque se sorprendió sobremanera al culminar la carrera en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata, puesto que el campeonato parecía que se iba a las manos del pilarense Matías Rossi (Chevrolet), quien llegaba puntero a la última fecha, pero el toque del entrerriano Mariano Werner (Ford) al de Del Viso hizo que la historia cambiara.

Y saltaron las chispas del múltiple campeón de TC2000, puesto que el comisariato deportivo había alegado que no dio la totalidad de las vueltas después de su reintegro a pista por el toque de Werner, pero Rossi mostró las pruebas necesarias y finalmente quedó en el 24º con 26 giros cumplidos. Del cuarto lugar que le permitía ser campeón, al fondo del pelotón por una maniobra confusa con Werner y todo se desmoronó para Rossi.

Realizaron el recuento de puntos y la alegría pasó a Ortelli, quien en la final secundó en el podio al ganador José Manuel Urcera (Chevrolet), lo suficiente para que pudiera celebrar una nueva corona en la divisional más pasional de nuestro país.

Alegría que no tiene fin

"No lo puedo creer, sigo sin caer", pronunció el siete veces campeón, oriundo de Salto, de la mano de su inseparable hijo Mateo, de 11 años. Y siguió mostrando su alegría: "Sabíamos que este fin de semana teníamos que ir por todo, no pudimos en clasificación, sí en la serie gracias a un gesto increíble de Facundo Ardusso, que no me presionó en la largada y cedió la posición para colaborar conmigo y el equipo".

Desde ese momento, todo fue felicidad para el Guille, que consiguió un lauro en el TC después de cinco años y se fusionó en un apasionado beso con su esposa en el podio, mientras Urcera y Juan Martín Trucco (Torino) festejaban el cierre de año en el podio.

Mientras tanto, Rossi masticaba la bronca y pedía revisión técnica a los 23 autos y recuento de puntos y vueltas, pero en voz baja comentaron que muchos pilotos le dieron la espalda.

¿Habrá sanción para Werner a futuro? Poco importa a esta altura para la escudería banfileña que coronó un gran año nada más y nada menos que con un nuevo galardón.

Ortelli gritó campeón, se emocionó, se abrazó, gozó y cerró con un: "Siento que este campeonato también es de mi anterior motorista Fabián Giustozzi y mi actual Johnny Laboritto,del Equipo JP Racing, que como siempre, sueña y sueña, y cuando las cosas parecen más difíciles, parece que se agrandan y sacan fuerzas de algún lado para estar ahí, peleando bien arriba. Y gracias a mis viejos que tengo en el cielo, que me dieron empuje para seguir".

Comentarios Facebook