domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
06 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se puso a tiro de la punta con La Boca llena de gol

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


Sus 27 tantos lo convierten en el más contundente de todos, superando por cinco a su inmediato perseguidor. Consiguió la eficacia que se le reclamaba y elevó su categoría con el regreso de Gago.

Se puso a tiro de la punta con La Boca llena de gol
Foto:

Boca está insaciable, sediento de gol, devorando redes adversarias. Gana, gusta y golea, como quieren los hinchas, como pide la crítica, en un cambio abrupto generado en el curso de un mes. Sus 27 tantos en 12 fechas del torneo local lo elevan a la categoría de ser el equipo más ofensivo o el de mayor efectividad, con un promedio muy alto, de 2,25 por partido. Y si bien es cierto que todavía no puede garantizar el cero en su propio arco, esa jerarquía del medio hacia adelante le ha permitido resolver la mayoría de sus compromisos. Genera mucho y ha logrado encontrar la contundencia que le faltaba, la misma que le hizo perder muchos puntos en el camino y que lo dejó afuera de dos Copas, como la Libertadores y la Argentina.

¿Qué cambió entonces para que este Boca sea más goleador? Primero y principal, la variedad y calidad de recursos que dispone en ataque. Segundo, su propuesta de ir a buscar el resultado en todos lados, soltando laterales en ataque, con llegada de los volantes, con dos extremos rápidos y con desborde, y un doble nueve con presencia, donde Tevez juega más retrasado, casi de enganche, pero sin renunciar a su expectativa por convertir. Y en los últimos dos clásicos, donde se vio la mejor versión del equipo, la reaparición de Fernando Gago, quien le garantizó tenencia de pelota y mejor destino de la misma, ya sea en el juego corto o largo, contagiando a sus compañeros en esa intención de juntarse en paredes, a un solo toque, o apareciendo él mismo en la función de asistente, con pases milimétricos que dejan a sus compañeros de cara al gol.

Si se hace un repaso de los goleadores xeneizes, las cifras se polarizan en tres nombres, pero en verdad, desde el recuento de las situaciones generadas, hay un sinfín de alternativas que no sólo se detienen en esos intérpretes lógicos. Darío Benedetto, hoy lesionado, ha demostrado con el correr de los partidos ser un gran definidor, con una enorme variedad de aptitudes para llegar a la red. Sus 7 goles lo respaldan, como así también un gran promedio por la escasa cantidad de partidos jugados, tan sólo 9. Su rápida salida del clásico ante San Lorenzo y su ausencia ante Racing suponían una preocupación, sin embargo apareció en escena Walter Bou, demostrando ser un reemplazo a la altura, al menos desde la efectividad. Sus 5 goles en 9 cotejos son una prueba contundente.

Al mismo nivel que el entrerriano aparece el cordobés Cristian Pavón, quien curiosamente empezó a bajar su nivel cuando el equipo creció en su juego. Sus 5 goles en 12 partidos marcan un buen promedio, pero que bajó debido a que tuvo la mira torcida en los últimos tres cotejos.

En el pelotón siguiente aparecen Carlos Tevez, Gino Peruzzi y Ricardo Centurión, con 2 goles cada uno; cerrando la lista Frank Fabra y Juan Manuel Insaurralde, con 1; más otros dos tantos en contra, uno de ellos casi de autoría del propio lateral colombiano, ante La Academia.

En fin, un surtido interesante que le permiten a Boca tener la Boca llena de gol.


      Embed


Comentarios Facebook