martes 24.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
07 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En los diez últimos duelos, el Superclásico le sonríe a Boca

0
Comentarios


Si bien abundaron los empates entre los clásicos rivales -cinco-, Boca se dio el gusto de festejar en cuatro oportunidades, mientras que River pudo imponerse solamente en una ocasión. ¿Qué pasará el domingo?

En los diez últimos duelos, el Superclásico le sonríe a Boca
El festejo de Nico Lodeiro, quien marcó el único gol de la última victoria de Boca en el Monumental. Fue en 2015.
Foto:

Se viene un nuevo Superclásico y repasando los últimos diez superclásicos, a nivel local, Boca tiene clara ventaja. En los últimos diez por torneos locales, "ganan" los empates (cinco), pero hay ventaja de Boca, que se impuso en cuatro encuentros, contra una victoria de River. Este es el repaso...


Boca 2-River 0 (15-5-2011, torneo Clausura)


Juan Pablo Carrizo, en contra, puso en ventaja a los locales en la Bombonera. Y enseguida, el gol que liquidó el partido fue especial, porque lo hizo Martín Palermo en su último Superclásico. De cabeza, el delantero xeneize aseguró la victoria de Boca y aumentó los problemas de River, que por entonces lucía acosado por su situación en la zona baja de la tabla de promedios. Hubo dos expulsados: Clemente Rodríguez y Matías Almeyda.

River 2-Boca 2 (28-10-2012, torneo Inicial)

Con Matías Almeyda y Julio César Falcioni en los bancos, el choque tuvo variantes. River ganaba desde el arranque gracias a un gol de Leo Ponzio -error de Orion-, y cuando Rodrigo Mora convirtió el 2-0, promediando el segundo tiempo, pareció que los tres puntos quedarían en manos millonarias. Sin embargo, Boca descontó de penal por intermedio de Santiago Silva y, sobre la hora, otro hombre que hoy juega en el Banfield de Falcioni (Walter Erviti) selló la igualdad definitiva.

Boca 1-River 1(5-5-2013, torneo Final)

Antes de que se cumpliera un minuto de juego, Manuel Lanzini inauguró el resultado en favor del equipo de Ramón Díaz con un cabezazo. Cerca del cierre de la primera etapa, el uruguayo Silva volvió a demostrar su olfato goleador y le puso el moño ideal a una maniobra gestada por Erviti. Aburrido espectáculo y un expulsado: Guillermo Burdisso.

River 0-Boca 1(6-10-2013, torneo Inicial)

El anticipo goleador de Emmanuel Gigliotti, a los 23 minutos del primer tiempo, provocó el desnivel en un Monumental sólo poblado por hinchas locales. Orión y los palos mantuvieron la mínima diferencia y salvaron al Boca dirigido por Carlos Bianchi, que terminó sin Juan Román Riquelme y Fernando Gago, ambos lesionados.

Boca 1-River 2 (30-3-2014, torneo Final)

Un cabezazo de Ramiro Funes Mori, a poco del final, decretó el triunfazo de River, que llevaba diez años sin imponerse en la Bombonera y que sería el campeón de ese certamen sacándole cinco puntos de ventaja al propio Boca. Antes, Manuel Lanzini había marcado el 1-0 para River y un magistral tiro libre de Riquelme, en su último Superclásico, había establecido la igualdad transitoria, todo en el segundo tiempo.

River 1-Boca 1 (5-10-2014, torneo de Transición)

Bajo una intensa lluvia, el Boca de Arruabarrena sacó ventaja a través de Lisandro Magallán y el River de Gallardo le empató con gol de otro defensor: Germán Pezzella. El partido generó polémicas, sobre todo por la expulsión de Gago -error de Mauro Vigliano-, que condicionó a Boca. Mora desperdició un penal y River no aprovechó como deseaba la superioridad numérica, aunque conservó su invicto y el liderazgo.

Boca 2-River 0 (3-5-2015, Campeonato de Primera División)

Exito azul y oro con goles de Cristian Pavón y Pablo Pérez, en el primer cruce de una recordada serie de tres, que incluyó dos clásicos más por la Libertadores. Boca quedó como único puntero y luego fue campeón, mientras que River se tomaría revancha en la Copa.

River 0-Boca 1 (13-9-2015, Campeonato de Primera División)

En la primera jugada del encuentro, Fernando Gago sufrió la rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo. Lo reemplazó Nicolás Lodeiro, autor del único gol a los 18 minutos del período inicial. Así, Boca recuperó la punta a seis fechas del final de un torneo que quedaría en su poder. River esperaba el Mundial de Clubes, que se jugaría dos meses después en Japón.

River 0-Boca 0 (6-3-2016, Campeonato de Primera División)

Primer Superclásico de Guillermo Barros Schelotto como técnico, días después de asumir en reemplazo del Vasco Arruabarrena. River hizo más por la victoria, aunque careció de eficacia. En definitiva, el resultado no los conformó, porque siguieron lejos de los líderes de sus respectivas zonas. En la de River por entonces mandaba Rosario Central; en la de Boca, el puntero era Lanús.

Boca 0-River 0 (24-4-2016, Campeonato de Primera División)

La expulsión de Pablo Pérez, a los 11 minutos del primer tiempo, y la nueva lesión de Gago, en el final de la misma etapa y otra vez en el tendón de Aquiles, se transformaron en instancias salientes de un partido chato. Boca se bancó el desarrollo con un jugador menos y River no pudo quebrar el cero.

LEA MÁS:

      Embed
Diego Abal será el árbitro del River-Boca

El juez se ocupará de dirigir el Superclásico del domingo, que se disputará en el Monumental. Será la primera vez que dispute oficialmente el partido más importante del fútbol argentino.



En las Copas, el Millo festejó por dos

En la historia reciente del Superclásico hay dos recuerdos fuertes en sendos cruces coperos -ambos de ida y vuelta- que le permitieron festejar a River. Primero, en noviembre de 2014, jugaron por las semifinales de la Copa Sudamericana. Y luego de un cero a cero en la Bombonera, donde las discusiones y los roces pesaron más que el fútbol, el desenlace

tuvo dos héroes en la revancha: Marcelo Barovero, quien al minuto de juego le atajó un penal a Emmanuel Gigliotti, y Leonardo Pisculichi, autor del único gol del definitivo 1-0 en favor del equipo de Marcelo Gallardo, que obtendría el trofeo superando en la final a Atlético Nacional de Medellín. En mayo de 2015, Boca y River volvieron a enfrentarse en el plano internacional, esta vez por los octavos de final de la Copa Libertadores.

El Millo se impuso por 1 a 0 en el cotejo de ida (gol del uruguayo Carlos Sánchez, de penal, a los 36 minutos del segundo tiempo) y el desquite, en la Bombonera, terminó en escándalo. Se habían ido al descanso con una igualdad en cero y cuando regresaban al campo para disputar la segunda etapa, en la manga de acceso los jugadores visitantes sufrieron la famosa, insólita y lamentable agresión con gas pimienta. El bochornoso episodio impidió que el partido continuara. Boca fue sancionado y River accedió a los cuartos de final de la competencia, que posteriormente onseguiría en una final frente a Tigresde México.


      Embed




Comentarios Facebook