viernes 20.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
07 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Chango Spasiuk: “Defino la música que hago como rural y esperanzadora”

Wilmar Merino
0
Comentarios
Por Wilmar Merino


El músico presenta su nuevo disco, “Esas Otras Músicas”, en el que busca llegar más allá de los ritmos litoraleños que lo caracterizan.

Chango Spasiuk: “Defino la música que hago como rural y esperanzadora”
Foto:

"Nulla aesthetica sine ethica" (no hay estética sin ética), reza un proverbio en latín que cabe perfectamente para definir el universo sonoro del Chango Spasiuk, enorme músico misionero cuya búsqueda estética lo ha llevado a enriquecer su arte con otras músicas más allá de los ritmos litoraleños.

En ese contexto, no sólo han surgido magníficos crossovers que son parte de sus conciertos, sino también grabaciones magníficas que fueron parte de la banda sonora de películas, series, documentales y programas de TV. Esas Otras Músicas son las que dan nombre a su flamante disco donde compila buena parte de esos materiales y que muestra un chango distinto. O acaso el de siempre, pero abordando nuevos ritmos. A tres días de su presentación en vivo del álbum Otras Músicas en el ND Ateneo (Paraguay 918), conversamos con el Chango mateando en su casa.

-Compusiste este disco partiendo del piano, no del acordeón. ¿Es una eventualidad o algo que hacés siempre?

-El piano es el punto de partida de casi toda mi música de los últimos 20 años. La diferencia es que acá el piano está grabado en el estudio y en la mayoría de mis proyectos está en la composición pero no está ni en el vivo ni en el disco, donde lo cambio por acordeón. El piano está en mí desde que apareció el compositor. La anatomía del acordeón es una buena herramienta para componer cosas más tradicionales. El piano es un terreno más neutral.

LEA MÁS:

      Embed
http://www.diariopopular.com.ar/notas/267065-el-chango-spasiuk-abrio-otro-ciclo-grossos-y-leyendas

-Estas canciones tienen un perfume melancólico...

-Por más que sean como compuestas para proyectos particulares no dejan de estar conectadas con mi mundo sonoro. No me abstraigo de mi tradición ni de mi concepto de la estética. Está todo vinculado al mismo centro de gravedad al que se conecta toda mi música. Barenboin citando a otro director dice "lo único objetivo en la música es decir que es un viento sonoro", todo lo demás son lecturas de la gente. Hay una cierta añoranza, una melancolía, pero para mí la música que hago es rural y esperanzadora, así me gusta definirla. Todos los sentimientos son legítimos porque cada uno con su mundo anímico y con una herramienta estética como la música, puede dejar el lenguaje conceptual en la superficie. La gente agradece una cierta honestidad en el sonido y como va un poco más allá de la tradición del chamamé, la lectura es que hay alguito más que tiene que ver con lo fraterno, lo humano, trascendiendo lo provincial o folklórico. Es lo que yo veo afuera cuando toco para gente que no sabe nada de nuestra tradición y al escuchar las canciones les pasa lo mismo que a la gente de acá sin tener ningún vínculo social ni cultural. Entonces la música dispara sensaciones universales, es una herramienta de encuentro desde aspectos que parecieran no tener elementos en común.

-Cuando se compone para otro ¿cómo se trabajan las ideas, ellos te anticipan las escenas o el guión?

-La relación con mis interlocutores fue tan diversa como cada uno de los directores que me pidieron trabajos. Algunos cortan y pegan tu música grabada y te piden algo parecido, a veces otros antes de comenzar un proyecto te piden que los acompañes y otros te piden la música al final del proyecto. No toda la música que componés termina dentro de los proyectos. Hay algunos que te anticipan el guión y te proponen que crees el mundo sonoro para eso. No soy un músico del cine, he aceptado proyectos porque fueron oportunidades de aprender algo de eso oficio. La mayor sorpresa es haber logrado componer esta música, porque este sonido si no no hubiese aparecido. Por eso salió este disco surgido de directores que me propusieron componer. Hasta ahora conocían estas canciones los que veían las películas, pero ahora la quiero compartir con la gente. Me gustan la Canción de los Hermanos, San Juan Misiones, El Agua del Fin del Mundo... quiero que esas músicas formen parte de mi repertorio también y por eso las toco en vivo como ya lo hice en el interior y ahora en el ND Ateneo. En Europa hice una gira y toqué en todos mis shows Enramada y la Canción de los Hermanos. Le estoy encontrando el sabor a tocar en vivo estas canciones que disparan un arte diferente en muchas direcciones, que me obligan a buscar lugares que dispongan de un piano acústico para tocar... empujan muchas cosas motivadoras estas canciones.

-¿En el concierto del ND presentás el disco entero?

-En el concierto voy a presentar el 80% del disco, y como invitados van a estar Matías Martino, que puso piano en este disco, también Lorena Astudillo -que canta la canción de cuna Sueños de mi niñez y también hará un tema que yo grabé con Mercedes Sosa-, y en esta función estará en dos temas el pianista norteamericano Bob Telson, que ahora vive en Brooklyn y de causalidad estará en Argentina esa fecha, así que lo convoqué. Mi relación con él es de cuando me produjo artísticamente mi disco Pynandí.

Un tema "maldito" y una joya de Luis Alberto Spinetta

"En el ND Ateneo (viernes 9, Paraguay 918 CABA) voy a presentar el 80% del repertorio. No incluiré Gloomy Sunday, uno de los dos bonus track, pero sí me parecía anecdótico lo que rodea a ésta canción compuesta por un húngaro que se mató y que con este tema de los años 30 de la post guerra se suicidaron muchas personas... es una canción llena de mitos que fue prohibida mucho tiempo y ahora cuenta con muchas versiones. Billy Hollyday la grabó en el 41. Mas cerca de nuestro tiempo la grabó Kronos Quartet, Björk... el sello alemán Piranha hizo un tributo a esta canción y recibieron 200 versiones... me pidieron a mí hacer una y tras mandarles una versión instrumental con algo de Oblivion de Piazzolla, la mía quedó entre las 10 que seleccionaron para ese disco tributo. Ahora la incluí en este disco de Otras Músicas. El otro bonus track es Seguir Viviendo Sin tu Amor, de Spinetta, surgida de otro proyecto de disco tributo donde hice mi versión, que quedó afuera de ese disco. Pero a mi me gusta como quedó y la incluí aquí y la estoy tocando en vivo porque la disfruto mucho. La melodía es super bonita".

Pequeños Universos, con talento propio y ajeno

-Le metiste a tu disco música de Pequeños Universos, tu programa de TV por Canal Encuentro. ¿Por qué?

-Porque mucha gente me preguntaba dónde podía escuchar la música que se escuchaba de fondo en el programa. Así que como este disco no es solo de cine, sino también de documental (San Juan Misiones) y de televisión, metí esos temas acá. Así ha quedado un disco conceptual, donde el orden no es cronológico sino que está armado en base a una escucha armada conceptualmente. Por eso he dejado afuera material, porque rompía con ese recorrido. O porque la estética no encajaba. Por ejemplo, compuse música para El Astillero, película de Liepzieg en base a un cuento de Onetti. Hubiese sido simbólico ponerla pero no pude mejorarla. Decidí excluirla así como a otros temas que no han entrado. Para Pequeños Universos hice más de 70 viajes que luego hicieron más de 70 programas y de cada lugar he aprendido algo, me he enriquecido con bellezas de personas...

-¿Seguirá el ciclo en 2017?

-No se, aún me falta terminar este año donde hice 2 programas en Bolivia, 2 en Chile y uno en Apóstoles que recomiendo que lo busquen y lo miren para entender más de mi música. Pero todavía me faltan tres programas de esta temporada y después veremos. Haber hecho Pequeños Universos es un regalo para mí, así como la gente lo siente como un regalo para ellos. Yo lo siento así porque he ampliado mi conocimiento de este lugar en el mundo de un modo extraordinario. A veces miro para atrás y no puedo creer el camino recorrido.

-Has tendido puentes con muchos músicos desde la universalidad del entendimiento que ustedes logran con el arte.

-Hubo épocas donde tuve mas intercambios, otras fueron mas tranquilas. Cada encuentro siempre es un enriquecimiento mutuo. Uno puede descubrir que no había tenido en cuenta algo de la tradición de uno, o conocer más de la tradición del otro. O simplemente un enriquecimiento humano. La música es todo lo demás también, no solo lo que sucede con los instrumentos.

      Embed

Comentarios Facebook