martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
09 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un viaje sonoro y experimental

0
Comentarios


Un viaje sonoro y experimental
Foto:

Por un lado el género canción y la influencia de artistas y/o bandas como Andrés Calamaro, Gustavo Cerati, Babasónicos y en especial Charly García. Por el otro, estilos como la música indie, el dance,el hip hop, el R&B y una figura como el rapero estadounidense Frank Ocean.

En ese marco amplio y variopinto parece haberse inspirado el cuarteto porteño Full Chamba para editar su álbum debut llamado Suav, una combinación de beats electrónicos, sintetizadores y diversas capas sonoras, con melodías pop melancólicas, climas introspectivos y la atractiva voz de Alfonso Devoto siempre bien al frente por delante de toda la instrumentación- en lo que la propia banda define como "un collage orgánico-digital, una fórmula con base en programaciones y teclados pero que también da lugar a los elementos tradicionales del rock: voces, guitarra y bajo".

Cuando se trabaja tanto en el estudio-laboratorio se corre el riesgo de sobrecargar las canciones de capas sonoras.

Full Chamba usa la tecnología en su justa medida sin opacar, en este caso, ese pop-rock tracción a sangre que aportan por ejemplo el bajo de Claudio Vázquez (impecable en "Una chica que estoy conociendo"), las violas del propio Alfonso Devoto y los músicos invitados como Jimena López Chaplín, con un hermoso dueto vocal en la canción "Mueva"; Bruno Chattas (Ese Perro), sumando su voz en "Bien al sur") y Matías Fernández (Dedés), otra voz para acompañar a Devoto en "A.V.A.B".

En la justa combinación está el buen resultado y Full Chamba lo logró con este viaje sonoro y experimental llamado Suav. Ideal para oídos abiertos a la innovación.

Contra las estructuras clásicas

Nada en la música de Sentime Dominga suena a viejo o conocido; todo es original y busca romper con estructuras clásicas. Su cantante y líder, el santiagueño Juan Tauil, define la propuesta como neofolklore y en Medicada redobla la apuesta iniciada con Operada (2014) con un disco estéticamente (el arte recuerda a las viejas revistas de curiosidades con su editorial, su sección de horóscopo, su carta de lectores y hasta una nota de ecología) original y unas canciones para oídos abiertos a lo nuevo. Si bien predominan los ritmos folklóricos, ciertos aires pop se cuelan en un tema como "En la fiesta"; algún oído agudizado percibirá en "Chamán" (en su parte I) un coqueteo con la bossa y en "Crespín" a la banda acercándose a un valsecito. Si con esto no alcanza para terminar de derribar las estructuras más ortodoxas del género, ahí está "La Venganza de las vacas" que remite a aquella obra de Miguel Abuelo - uno de los primeros que se animó a mezclar el rock con el folklore- llamada "¿Nunca te miro una vaca de frente?", donde la voz de Tauil se combina con la de Valeria Cini, en un dueto sonoro para valorar.

      Embed

Comentarios Facebook