lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
09 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Milito fijó la meta del Rojo para fin de año: 6 de 6

Pablo Vignola
0
Comentarios
Por Pablo Vignola


El DT de Independiente dijo que no les queda "margen de error" y que deben ganar los dos partidos que quedan antes del receso. Ayer comandó un ensayo informal de fútbol pero no dio indicios del equipo que usará para visitar a Colón

Milito fijó la meta del Rojo para fin de año: 6 de 6
Foto:

Quedan dos páginas para llegar al final de un primer capítulo que, definitivamente, quedará marcado por las frustraciones. El tramo inicial de la experiencia de Gabriel Milito como entrenador de Independiente tendrá, pase lo que pase, saldo negativo. Entre eliminaciones prematuras de las copas y la paliza recibida en el clásico, el proceso llega con los últimos manotazos de ahogado a la orilla de fin de año.

Por eso, el propio Milito reconoce que "Independiente no tiene margen de error; nos quedan dos partidos y debemos sumar los seis puntos para terminar de la mejor manera y con chances de achicar las distancias".

Así lo anunció tras la práctica de ayer, en la que realizó un ensayo de fútbol informar con titulares y suplentes mezclados. Con pechera roja jugaron: pechera roja formó con Rehak; Damián Martínez, Figal, Cuesta y Sánchez Miño; Rigoni, Diego Rodríguez y Blanco; Martín Benítez, Vera y Albertengo; del otro, lado, vestidos de celeste: Campaña; Toledo, Pellerano, Breitenbruch y Tagliafico; Fabricio Bustos, Ortiz, Vitale y Meza; Barco y Denis. Por ello, habrá que esperar hasta la práctica de hoy para saber qué equipo utilizará el domingo, desde las 19, cuando visite a Colón en Santa Fe.

"Quedan dos partidos -dijo el entrenador- hay que trabajar bien conseguir dos victorias. No se lleva disputado ni medio campeonato, quedan muchos partidos y hay que llegar con opciones al final".

Por último, y tras destacar el buen trabajo que viene realizando Paolo Montero al frente de Colón, contó su idea de juego: "Ante River jugamos en corto y en largo; ahora trataremos de profundizar el juego en corto y asociado pero con la alternativa de ser más directos. Espero se vea una mixtura entre lo que hacemos habitualmente y lo del domingo pasado".


LEA MÁS:

      Embed
Milito: el dogma que asfixia

Independiente le ganó a River pero el equipo no arranca. Su conductor, Gabriel Milito, pidió en los días previos al partido jugar con mayor soltura. Precisamente la soltura que él en función de los sistemas y de las obligaciones que impuso le fue cercenando a los jugadores. La ausencia de libertad y los cambios permanentes activaron la crisis.


"NOS MERECÍAMOS QUE NOS PUTEARAN"

El capitán de Independiente, Hernán Pellerano, habló con mucha claridad y sin buscar excusas para graficar la dura recepción que recibió el equipo antes del partido con River y aseveró: "Nos merecíamos las puteadas".

En diálogo con el programa Independiente en la Uno, el defensor dio a conocer su parecer: "Hay momentos para putear a los jugadores. Antes de River, lo que se dijera futbolísticamente, estaba bien. Nunca había tenido un recibimiento como así, pero tampoco nunca había perdido como con Racing".

Luego, Pellerano, que no fue titular ante River por una dolencia, manifestó: "El hincha va a la cancha, paga una cuota, se puede perder el cumpleaños de un hijo, se entiende la bronca. Sabíamos que iba a llegar el reclamo por lo que hicimos con Racing; era merecido".

También habló de la idea de Milito como DT: "Sus conceptos no están tan alejados de los de Almirón o Pellegrino. Tuvimos la pretemporada más larga de la historia, no es un tema de adaptación. Sentimos que estamos en deuda con Milito. Tiene buenas intenciones, buen cuerpo técnico. Hay algunos entrenadores a los que no les entendés lo que piden pero éste no es el caso. Si se iba Milito era culpa nuestra. Hace todo bien".

Sobre la respuesta del plantel en la cancha, confesó: "Lo peor que puede pasar es no poder mirar a tus compañeros a la cara. Yo le dije al plantel: lo de Racing fue un accidente, no puede volver a pasar. Cuando no jugás bien y no tenés actitud pasa lo que pasó. A veces no salen las cosas y lo suplís con actitud. Un equipo que quiere ser campeón, si juega bien gana, y si juega mal, no pierde".

Por último, y sobre la ansiedad de la gente de Independiente, opinó: "Hasta que no salgas campeón, siempre va a estar todo mal. Si no se gana algo siempre van a decir que este plantel se cae en las finales". Y agregó sobre el último juego: "Con River sólo debíamos ganar. Si se jugó bien, mal, más o menos, no importa, había que ganar".

      Embed

Comentarios Facebook