domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Quilmeño
10 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Aprovecharon los feriados para arreglar calles de su barrio

0
Comentarios


Cansados de esperar respuestas del Municipio de Florencio Varela, vecinos del barrio Santa Rosa pusieron dinero de su bolsillo y su físico para nivelar la tierra y, así, evitar que se forman piletones con agua de lluvia que se transforman en criaderos de mosquitos.

Aprovecharon los feriados para arreglar calles de su barrio
Hicieron arreglos sobre la calle Yugoslavia, entre Bruselas y Paysandú.
Foto:

Por la calle Yugoslavia, entre Bruselas y Paysandú, no se puede circular a menos que sea con un camión o una camioneta 4 x 4. Por eso, los vecinos juntaron dinero y compraron escombros, que arrojaron sobre las profundas huellas del camino. En varias oportunidades pidieron al Municipio que envíe máquinas niveladoras, pero los reiterados pedidos nunca fueron atendidos. Por eso, ellos mismos se encargaron de hacer el trabajo que debería hacer la comuna.

"Aprovechamos el feriado y nos juntamos unos diez vecinos, porque se complica mucho llegar a nuestras casos con la calle así, la calle está destrozada. El problema se fue profundizando por los camiones que pasan los días de lluvia. Por eso, al barrio no entran ambulancias, remises ni patrulleros", señaló a El Quilmeño Marcelo Arévalo, uno de los voluntarios.

Pestes
Las irregularidades de la calle favorecen la formación de "ollas de pestes". "El barrio siempre está lleno de mosquitos. Ahora que se viene el verano, tenemos que estar atentos por el peligro que representa el dengue", agregó Arévalo.

Asimismo, el vecino expresó que "en la calle Yugoslavia no pasa el camión de recolección de residuos". "Los perros rompen las bolsas y, además de los mosquitos, tenemos los frentes de nuestras casas llenos de mugre y ratas", protestó.

De su propio bolsillo
Para poner en condiciones unos 400 metros de calle de tierra, los vecinos hicieron "una vaquita" y juntaron 6 mil pesos, que es lo que vale un camión cargado de escombros.

Pero los propietarios que viven sobre la calle Yugoslavia no son los únicos que realizan esta tarea. Ayer, en la calle 643 A, los vecinos también arreglaron toda una cuadra con escombros que compraron con dinero de su propio bolsillo.

"Nosotros necesitamos mucho dinero y días de trabajo, para hacer lo que el Municipio podría haber hecho en horas con las máquinas que tienen", sentenció Arévalo.


      Embed





Comentarios Facebook