jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
11 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

River sabe que ganar los tres puntos será vital para cerrar el año

Alberto Callegari
0
Comentarios
Por Alberto Callegari


El equipo del Muñeco Gallardo sostiene un andar irregular y tiene sus cañones apuntados hacia ganar la Copa Argentina, pero el Super le permitirá, de ganarlo, inflarse emocionalmente y meterse en la pelea.

River sabe que ganar los tres puntos será vital para cerrar el año
Lucas Alario festeja su gol ante Arsenal. Foto: NA
Foto:

La irregularidad caracteriza a River en estos tiempos donde todos sus cañones se centran en ganar la Copa Argentina como único medio para ingresar en la próxima Libertadores. Viene relativamente lejos de la pelea por el campeonato antes de la llegada del receso y ve en este encuentro de local ante el clásico rival una excelente ocasión para sumar, arrimar algo para no perderse de la vista de los de más arriba y para inflarse el pecho emocionalmente derrotando a Boca antes de encarar la final que lo aguarda ante Rosario Central. Pero más allá de esa irregularidad, en juego y en resultados, que mueve al equipo dirigido por Marcelo Gallardo, y más allá de los constantes contratiempos en virtud de lesiones de figuras clave que obligaron y obligan al técnico a mover esquema, River no pierde jerarquía y siempre está al pie del cañón para acertar un disparo ganador que cambie su presente.

Nunca hay que dar por acabado a este River y mucho menos, ser peyorativo para con él. Tiene en Sebastián Driussi a un jugador que está en su momento justo y a otros intérpretes que cuentan con experiencia y jerarquía para encarar con éxito el objetivo inmediato, casos Andrés D'Alessandro y un reaparecido muy esperado por cierto, Jonatan Maidana. Los Superclásicos no siempre son "partidos aparte" y dicha muletilla futbolera se derrumba ante el contexto que presenten ambos equipos. Se espera un partido de empate y sin arriesgar y sin embargo, tanto River como Boca tienen herramientas como para romper lo establecido y ejercer un duelo de dinámicas con resultado incierto. Esta vez, se nos ocurre un partido no tan calculado y medido desde lo táctico sino más abierto y con los dos arriesgando algo más de lo usual. No jugarán en un ambiente donde perder sea el cierre de algo, aunque no puede soslayarse que River necesita del triunfo para no quedar lejos de la punta y de su rival. La iniciativa táctica la tendrá River y la espera y la salida rápida de contraataque será patrimonio inicial de Boca. El resultado será luego el motor que movilice cambios. Será un partido de interés. Un clásico.

      Embed


Comentarios Facebook