miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Participación

Teoría sobre combustibles y electricidad

Señor director:

Dentro de nuestra ignorancia nos hacemos preguntas. Para consumir y/o usar elementos que nos proveen comodidad y/o placer, debemos comprar y consumir ciertos productos. Para obtener calor, debemos comprar leña, carbón, gas o electricidad. Para hacer funcionar nuestro cuerpo, debemos ingresarle alimentos. Para obtener fresco en los momentos cálidos, consumimos electricidad para hacer funcionar los aires acondicionados. Y así es en todo. Pero lo que nos queda, en una nebulosa, es la electricidad. El gas, carbón, leña y otros, los usamos y desaparecen y como dijo Lavoisier, "Nada se destruye, todo se transforma". La combustión de algunos productos se trasforma en cenizas y el gas desaparece transformándose en calor. El agua que en grandes cantidades se transforma en electricidad, llega a nuestras casas/ fábricas/ o donde sea necesaria, por cables. Puede ser que también en centrales eléctricas con combustibles fósiles y/o atómicos, nos envían electricidad, sin discriminación. Pero eso nos llega, nos da comodidad y luego ¿se va?, pero ¿a dónde? Tenemos que el polo positivo, hace encender la luz y otras cosas, pero ¿el negativo que se va? Nosotros pagamos solamente por el positivo y ¿el negativo vuelve a la "fabrica"? ¿Cuál es su destino final?

Claudia A. Cash
DNI 10.833.421

      Embed



Comentarios Facebook