jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Participación

Pedido de justicia por bombero

Señor director:

Para quienes no conocen la historia. Mi hijo Jonathan Rampi, con apenas 33 años, bombero voluntario de San Isidro, el 20 de agosto de 2015 cumplía con su guardia, en el destacamento de Boulogne, cuando su compañero bombero y también policía Gustavo González terminaba con su vida, disparándole un tiro directamente a su corazón. Durante más de un año no hemos recibido ni el apoyo moral, ni tampoco la colaboración de quienes fueron sus compañeros, pudiendo haberlo hecho. Hoy todavía González se encuentra en libertad, sin pagar por el hecho cometido. Nosotros como familia lo único que pedimos es lo justo. Se mató a una persona, que tenía una hija, una madre, hermanas, amigos. Una carrera brillante y un proyecto de vida que no se lo dejaron cumplir. Un ser que brindó su ayuda al prójimo, con pasión hacia quienes más lo necesitaban, su vida estuvo abocada a su condición de bombero durante años hasta que se la arrebataron sin piedad. Por todo esto, seguimos en una lucha por justicia y que paguen las personas responsables por este daño. Pedimos el apoyo y colaboración de todos. Quiero que puedan comprender que nosotros no queremos manchar a una institución, sino que necesitamos que se valore más la vida humana y que mi hijo no quede en el olvido.

Zully Edith Burgos
DNI 4.113.716
      Embed


Comentarios Facebook