miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
SurUrbano
13 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Crece preocupación por inseguridad en los bosques de Ezeiza

0
Comentarios


Suboficial de la Policía Federal, que se encontraba fuera de servicio, sufrió un violento asalto. Recibió tres balazos y permanece internado en terapia intensiva.

Crece preocupación por inseguridad en los bosques de Ezeiza
Foto:

La tranquilidad y la paz que se respiraba en los bosques de Ezeiza fueron violentamente perturabadas con el ataque sufrido por un joven suboficial de la Policía Federal, que había conucrrido al lugar junto a su novia para pasar un rato al aire libre, hecho que provocó gran preocupación entre los visitantes y vecinos de la región que semanalmente concuren al lugar para encontrase con amigos, compartir un almuerzo o disfurar un momento en familia.

El efectivo, identificado como Maximiliano Romero, se encuentra internado en terapia intensiva luego de recibir tres balazos, dos de ellos con su propia arma, cuando fue asaltado por delincuentes que le robaron su pistola y los celulares de la pareja, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 16.30 del sábado pasado cuando el cabo que presta servicio en la Comisaría 48va. porteña, había llegado en su Peugeot 207 para pasar la tarde al aire libre junto a su novia en el límite de los bosques de Ezeiza.

La pareja fue abordada por dos ladrones que le exigieron dinero y sus celulares y, si bien aún se investigan las circunstancias del hecho, lo cierto es que los asaltantes le dieron a Romero un balazo con un revólver y luego le arrebataron su pistola reglamentaria y le dieron con ella dos tiros más, todos en la zona abdominal.

"No sabemos bien si le vieron el arma o el cabo intentó sacarla para reducirlos, pero al suboficial le dieron un primer tiro con un arma de calibre más chico y luego uno de los delincuentes tomó su 9 milímetros y le dio dos tiros más", dijo un jefe policial.

Los delincuentes escaparon con el arma reglamentaria y los celulares de la pareja, mientras que Romero fue trasladado de urgencia al Hospital Alberto Eurnekian de Ezeiza, donde fue intervenido quirúrgicamente y quedó internado en terapia intensiva.

Los voceros explicaron que los balazos comprometieron colon, intestinos y rozaron el hígado del suboficial, cuyo pronóstico es reservado aunque está estabilizado.

El caso, por el que aún no hay detenidos, es investigado por la comisaría 4ta. de Ezeiza y por el fiscal Ricardo Bruzzone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Ezeiza.

      Embed


Comentarios Facebook