martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
15 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Vuelta a Boedo: crónica del día que San Lorenzo venció al desarraigo

Juan Vargas - @juavarg
0
Comentarios
Por Juan Vargas - @juavarg


El miércoles 14 de diciembre de 2016, la historia de San Lorenzo cambió para siempre. Matías Lammens y Marcelo Tinelli, presidente y vice del club, firmaron a las 14.21 el boleto de Avenida La Plata al 1700.

La Vuelta a Boedo: crónica del día que San Lorenzo venció al desarraigo
Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular
Foto:

"Extinguir, extirpar enteramente una pasión, una costumbre o un vicio". "Separar a alguien del lugar o medio donde se ha criado, o cortar los vínculos afectivos que tiene con ellos". "Expulsar, echar de un lugar, especialmente a un invasor o enemigo". Ésas, según la Real Academia Española, son algunas de las acepciones de la palabra desarraigar. Dirigentes corruptos, un gobierno de facto y políticos que le dieron la espalda a un pueblo son los que intentaron que el gen azulgrana fuera desarraigado. No lo lograron.

Hoy, miércoles 14 de diciembre de 2016, la historia de San Lorenzo cambió para siempre. Matías Lammens y Marcelo Tinelli, presidente y vice del club, firmaron, a las 14.21, el boleto de compra-venta del terreno de Avenida La Plata al 1700 con el representante de la multinacional francesa Carrefour. Desde ahora, el "de qué barrio sos" no corre más. San Lorenzo, con el acto realizado en el hotel Four Seasons del barrio porteño de Retiro, volvió a ser dueño de su tierra prometida.

      Vuelta a Boedo - Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular
Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular

¿Ya está? No, aún falta mucho. Carrefour deberá trasladar sus instalaciones a una de las esquinas del predio –contará con un plazo de dos años-. San Lorenzo tendrá que pagar 45 millones de pesos entre diciembre y marzo de 2017, y cuatro cuotas de un millón de dólares en los meses de julio de los próximos cuatro años. Definir el financiamiento de la cancha Papa Francisco -es el nombre que se impone y nuclea a la mayoría de dirigentes y socios-. Y comenzar con la construcción del tercer estadio de su historia. Pero lo más importante, la piedra basal de la obra maestra del club fundado por el padre Lorenzo Massa el 1° de abril de 1908, es un hecho.


      Embed
banner

Un puñado de hinchas, dirigentes, decenas de periodistas, cámaras de todos los canales y algunos curiosos coparon la dársena de ingreso del hotel de los famosos -Mick Jagger, Madonna, Axl Rose, Michael Jackson, Davis Bowie y Ricky Martin son algunas de las estrellas que eligieron el hotel de la suite más cara de Buenos Aires para hospedarse en sus visitas-.  Algunas bocinas se empezaron a escuchar. Entre los que se habían convocado por su pasión por los colores había alegría. Sonrisas nerviosas, de ansiedad. 

      Embed
banner

Comenzó a correrse el rumor del retraso de la firma. El horario pautado era a las 13 y aún no había orden de pasar a la Sala Blas, lugar al que debían ingresar dirigentes y periodistas para presenciar el momento que quedaría en la historia santa.

      Embed
banner

Todavía no había señales. El retraso era un hecho. La cantidad de hinchas ya era mayor y los guardias de seguridad comenzaron a impacientarse. Después de una par de pedidos formales, los cuervos cedieron y dejaron la dársena para acumularse detrás de una valla negra escuálida. No había nada que temer, nada podía salir mal.

      Embed
banner

Los periodistas comenzaban a "mover" sus contactos para averiguar qué pasaba. Mientras tanto, en el interior del hotel, la dirigencia azulgrana y los representantes de la firma francesa comenzaban a definir cómo sería el acto de la rúbrica. 

      Embed
banner

La ansiedad crecía cuando de un Audi A3 gris bajó el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens. Tiró el auto, literalmente, en la dársena, y corrió hacia el hall del hotel, como quien llegara tarde a su casamiento -y sí, ese pibe de 36 años estaba camino a casarse con la historia-. Antes, como de costumbre, les regaló sonrisas a todas las caras conocidas. Ya estaba todo listo.

      Embed
banner

Los encargados de prensa de San Lorenzo y los guardias del hotel les pidieron a los periodistas presentes que formaran una hilera en la puerta lateral, sobre la calle Posadas, para acceder al interior del hotel "en minutos". 

      Embed
banner

Se abrieron las puertas. Periodistas y algún que otro hincha que había logrado infiltrarse corrieron hasta el entrepiso. En menos de dos minutos, el espacio ya estaba colmado. Las cerca de 100 personas tomaron la ubicación que no dejarían por la próxima hora.

      Embed
banner

Ya había más de una hora de retraso y los rumores crecían: de los tres lugares en la mesa principal de la sala, sólo se ocuparían dos. Es que el último deseo que pidió Carrefour fue que el acto no sea capturado por las cámaras. Sólo los medios oficiales de San Lorenzo registrarían el momento de la firma.

      Embed
banner

Por medio de sus redes sociales, el club envió un video que inmortalizó el hecho más importante de la historia de San Lorenzo: con un abrazo entre Lammens y Tinelli el pueblo azulgrana supo que ya no había marcha atrás. 4.000.000 de hinchas estaban habilitados para abrazarse y brindar. Ya estaba la firma.

      Embed
banner

Matías Lammens y Marcelo Tinelli ingresaron a la Sala Blas. Irradiaban una mezcla de alegría y alivio. El dúo que había cambiado la realidad de San Lorenzo –la tabla que se miraba, allá por la asunción de 2012, era la del descenso- y que había dirigido al club durante el máximo logro deportivo de la historia –la vuelta olímpica en la Copa Libertadores de 2014- acababa de componer su obra maestra.

      Embed
banner

Matías Lammens intentaba dar el anuncio oficial, pero los aplausos y cantos de los hinchas que habían logrado colarse no lo dejaban hablar. Se entregó a la euforia y, junto a Marcelo Tinelli, se paró. Cantó y aplaudió como uno más. Si no hubiera sido el Four Seasons y la firma se hubiera realizado en Boedo, Matías terminaba la canción en cuero y saltando. Marcelo, también. El desahogo pasó. Empezó la conferencia de prensa.

      Vuelta a Boedo - Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular
Foto: Martín Di Maggio / Diario Popular


No importa lo que dijeron. Importa cómo. En las primeras declaraciones, la dupla que parece padre-hijo intentó contener las lágrimas. Antes de cada oración, en los minutos iniciales, tenían que tragar saliva, respirar y recién ahí soltar las palabras. No importa lo que dijeron. La emoción los delataba, hablaban desde el corazón.

Ellos fueron los rostros visibles de una lucha que encolumnó a miles durante años. No fueron los autores del proyecto, ni se arrogan serlo. Ahí, en el Four Seasons de Buenos Aires, el miércoles 14 de diciembre de 2016, dos tipos que representaban a otros 4.000.000 le anunciaron a su pueblo que el desarraigo había perdido. Para siempre.

LEA MÁS:
      Embed
Tinelli y Lammens firmaron el boleto y San Lorenzo vuelve a Boedo

El club rubricó el boleto de compra y venta con Carrefour y confirmó la adquisición de los terrenos de Avenida La Plata. "Es el día más importante en la historia de San Lorenzo", coincidieron ambos




      Embed




Comentarios Facebook