miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Quilmeño
14 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un jurado popular benefició a policía que mató por la espalda

Nahuel Molina
0
Comentarios
Por Nahuel Molina


En un polémico Juicio por Jurados, un efectivo de la Policía Federal, que asesinó a un delincuente desarmado de un tiro en la nuca, fue hallado culpable de "homicidio imprudente" (culposo), delito por el cual recibió la pena de 3 años de prisión "en suspenso".

Un jurado popular benefició a policía que mató por la espalda
La fiscal del juicio, la doctora María de los Angeles Attarian Mena, había solicitado que el policía sea acusado por "Homicidio Doloso"
Foto:

Durante el proceso, que se llevó a cabo el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de Quilmes, quedó probado que Carlos Alberto Giulidoro asesinó de un disparo en la nuca Pedro Ezequiel Centurión, hecho que ocurrió el 22 de diciembre de 2014 en las calles 5 y 143 de Berazategui.

Centurión y un cómplice, ambos a bordo de una moto, intentaron robarle la mochila a un adolescente que caminaba a metros de la casa de Giulidoro. El compañero se bajó del rodado y encaró al transeúnte, pero luego de un forcejeo no logró arrebatarle sus pertenencias.

Al notar que un hombre armado salía de su vivienda, optó por liberar al adolescente, se subió a la parte de atrás de la moto conducida por Centurión y entre los dos emprendieron la retirada. Quien había salido de su casa era Giulidoro, que puso en práctica su habilidad para tirar y le acertó un disparo en la nuca al conductor, quien murió de manera instantánea. Su cómplice, en tanto, logró escapar y nunca fue identificado.

Falsa coartada
Ante el juez Pablo Eduardo Pereyra, la defensa expuso que Giulidoro, antes de apretar el gatillo, gritó "Alto, policía"; y que, tras impartir la voz de autoridad, fue atacado de un balazo, motivo por el cual repelió el fuego contra los malvivientes.

Sin embargo, el adolescente que sufrió el intento de robo desacreditó esa versión al prestar su declaración testimonial, en la que afirmó no haber escuchado la voz de alto ni los dos disparos, sino tan sólo uno de ellos.

Cuando parecía que la balanza se inclinaba en contra de Giulidoro, su abogado defensor apeló a uno de los mayores problemas actuales: La inseguridad.

Para convencer al jurado, integrado por 12 vecinos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, el letrado les dijo: "Ustedes están acá, representando a una sociedad que no duerme tranquila cuando sus hijos salen a la noche, que sufren un flagelo como son los motochorros, que sufre entraderas. Ustedes representan a la sociedad, que dice que la Policía no hace nada. Y ustedes le van a dar un mensaje a los policías".

Con esa estrategia, el defensor logró persuadir al jurado y Giulidoro apenas fue condenado por "Homicidio Culposo", con una pena considerablemente menor a la que habría recibido en un juicio oral.

      Embed


Comentarios Facebook