domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Patricios - Pompeya
15 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Claudio Manzi lucha por un museo en honor a su abuelo

0
Comentarios


El nieto del prestigioso Homero Manzi siigue firme a sus ideales para poder mantener vivo el legado familiar y tanguero con la construcción de un espacio cultural para que se recuerde a uno de los máximos creadores del 2x4.

Claudio Manzi lucha por un museo en honor a su abuelo
Foto:

El nieto del legendario músico tomó la posta de Acho, su padre, y se propuso perpetuar el legado del gran compositor, poeta y cineasta a quien, por avatares del destino, no llegó siquiera a conocer.

A pesar de las inclemencias climáticas, en el interior del Espacio Homero Manzi los comensales no parecen acusar recibo de la intensa lluvia que cae copiosamente en la Capital Federal. De vez en cuando, una persona ingresa al lugar con el paraguas chorreante y ahí es cuando los concurrentes toman conciencia de que cuando salgan deberán enfrentar al agua, aunque luego se vuelven a dejar llevar por las charlas, discusiones y (¿por qué no?) flirteos que se llevan a cabo allí.

En ese ámbito, El Porteño del Sur encontró a Claudio Manzioni, nieto del legendario Homero Manzi, con quien mantuvo una cálida conversación en la que expuso su deseo de preservar el legado familiar en el barrio de Nueva Pompeya que su abuelo hizo famoso.

- ¿Qué se siente haber heredado semejante legado sin siquiera haber conocido a su abuelo?

- Mi abuelo murió ocho años antes de mi nacimiento y de esa manera me pude sacar la mochila de encima ya que, al no haberlo conocido, podía evitar ese peso de llevar el apellido.

- ¿Y cuándo comenzó a interesarse por su obra?

- Cuando conocí a mi esposa Marisa (Romero), empezamos a estudiarlo mejor, y justo coincidió con una época en la que mi padre se enfermó gravemente y me dí cuenta de que alguien tenía que continuar el legado. Yo tenía 53 años y ahí me di cuenta de que no es fácil tener en la familia un personaje tan fuerte como Homero Manzi porque fueron pocos los años que vivió pero su obra es vasta. 

- ¿Qué fue lo que más le llamó la atención de la obra de su abuelo?

- Descubrí que era un monstruo que con una palabra te hace una canción. Me convertí en un coleccionista de historias sobre el origen de sus canciones. Hay una anécdota que dice que en cierta ocasión llamó a la cantante Nelly Omar a Mar del Plata y ella lo atendía y le cortaba la comunicación diciéndole "después". Y así le ocurrió tres ves de la misma manera lo que terminó de generar el tango llamado "Después". Otro caso así es el de la canción Sur, que originalmente se iba a llamar "El Monstruo del Sur" pero después la agarró "Pichuco" y la empezó a modificar hasta que finalmente quedó en "Sur".

- ¿Tiene material suficiente para armar un museo sobre su abuelo?

- Las cosas de mi abuelo están en poder de la viuda de Acho, con quien estamos en un tire y afloje porque ella no tiene potestad sobre ese material. Nosotros estamos trabajando con libros, textos, poesías, trabajos de amigos y todo lo que se puede haber hecho sobre mi abuelo como el libro que escribió Horacio Salas ("Homero Manzi y su tiempo") o los dos de mi padre, "Desde el Sur" y Poemas, Prosas y Cuentos Cortos"

- Pero sin embargo, se las ingenia para armar una muestra sobre su obra...

- En octubre de este año organizamos una muestra en el Polo Bandoneón que, con motivo de la Noche de los Museos, nos cedió una sala en la que Raúl Ibarra colocó varias pinturas suyas sobre los tangos de Manzi. 

- ¿Le gustaría volver a organizar algo similar?

- Mi proyecto es armar un lugar donde las memorias del tango en el que se pueda visitar una sala Homero Manzi, otra de Cátulo Castillo, otra de Discépolo... Yo pedí que tengan en cuenta hacer acá (por el Espacio Homero Manzi) una estatua de Manzi y Troilo escribiendo "Sur" con un lugar en el medio para que la gente pueda sacarse fotos, como las figuras de la calle Corrientes.

Te puede interesar

Comentarios Facebook