martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Quilmeño
15 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rigamonti habló de la situación económica del plantel

0
Comentarios


Por un conflicto que comenzó en AFA y que tiene como víctima a la mayor parte de los equipos, los jugadores de Quilmes no percibirán sus haberes. El arquero entiende la situación general del club, pero remarcó cuánto les afecta.

Rigamonti habló de la situación económica del plantel
Foto:

En Quilmes lo futbolístico y lo institucional están vinculados de tal forma que todo comienza en las oficinas y termina dentro de la cancha. Así nació un conflicto que se inició con un aviso de mora de AFA y que terminó en el descontento general del plantel. "Estamos molestos pero comprometidos con la causa", aseguró el dueño del arco decano, Cesar Rigamonti.

No es ajeno a la situación general del fútbol, donde los clubes siguen presos de administraciones fraudulentas, pero en El Decano las cosas están todavía un poco peor. Mientras el entrenador, Alfredo Grelak, intentaba que sus dirigidos ponga la cabeza en el partido con Temperley, una charla con la dirigencia cambió el humor de los jugadores. 

"Ellos siempre dan la cara pero es nuestro trabajo, es la única forma de conseguir el sueldo. No se pide nada extraño", aseguró Rigamonti al ciclo radial "El show de Quilmes". El cordobés no escondió su decepción por una situación que entiende que no está completamente en las manos de la nueva conducción del Cervecero, pero que sin importar las responsabilidades siempre los golpea a ellos. 
"No estamos de la mejor manera. Este es el mes que más gasto tenemos, queríamos tener bien a la familia. Estamos mal acostumbrados a decir que estamos bien y nos están debiendo dos meses", consideró el arquero. 

Tironeados entre el malestar y la obligación de dejar todo en la cancha, el jugadores de Quilmes han quedado en una encrucijada. "Queremos que sepan que nuestro interés es cobrar. Estamos molestos pero comprometidos con la causa", remató. 

Sebastián Pinto, marginado

Los coletazos de la deuda golpearon al primer jugador que recibió un pedido de parte de Grelak. A pesar de que el DT le había dicho que quería contar con él y hasta le dio la titularidad, ayer Sebastián Pinto fue separado del plantel. 

Tras la reunión de la dirigencia, el chileno se retiró y luego mandó una carta documento reclamando el pago. El propio jugador dijo que era "para protegerse", pero en la dirigencia cayó muy mal. 
A pesar de que le quedan casi seis meses de contrato con Quilmes y que querían retenerlo, podría rescindir en las próximas horas.

Comentarios Facebook