martes 24.01.2017 - Actualizado hace
Quilmeño
17 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Halcón dio la sorpresa y extendió su racha positiva

0
Comentarios


Defensa y Justicia alcanzó su tercer triunfo en fila al despachar a Estudiantes en La Plata. Leonel Miranda y Mariano Bareiro fueron los autores de los goles para el visitante, mientras que Lucas Viatri, de penal, abrió la cuenta.

El Halcón dio la sorpresa y extendió su racha positiva
Foto:

Una despedida de año de lujo para Defensa y Justicia: dio vuelta la historia y derrotó por 2 a 1 a Estudiantes, en La Plata, impidiéndole llegar a lo más alto de la tabla de posiciones. Leonel Miranda y Mariano Bareiro fueron los autores de los goles en el complemento, revirtiendo un resultado que había iniciado en contra con el grito de Lucas Viatri, de penal. Así la situación, el Halcón llegó a los 17 puntos gracias a su tercer halago en fila.  

Escaso ritmo de juego y pocas ocasiones para desnivelar. Así se podría describir lo que sucedió en la etapa inicial del compromiso, con un visitante más intenso que su adversario pero sin las ideas claras como para lastimar.

En tanto, el dueño de casa estaba lejos del nivel expuesto en el arranque del campeonato. Iba para delante pero sin la simpleza requerida como para generar peligrosidad en el área defendida por Gabriel Arias.

Sin embargo, fueron los conducidos por Nelson Vivas los que contaron con la chance más clara. Fue con un remate cruzado de Carlos Auzqui que pasó rozando el palo izquierdo de la portería.

La respuesta del club oriundo de Florencio Varela correspondió a Rafael Delgado, que armó una maniobra positiva por la banda y, tras una combinación con Nicolás Stefanelli, disparó desde fuera del área y encontró a Mariano Andújar bien parado. Un rato después fue el propio Chicho el que avanzó y tuvo su oportunidad, pero no pudo convertir.

Vértigo

El complemento cambió drásticamente la intensidad. El vértigo fue una constante y se estableció de entrada con anotaciones. Quien abrió la cuenta fue Viatri, que rompió la red desde el punto del penal, derivado de una mano de Bareiro en el área.

Al instante llegó la respuesta de Defensa. Se dio gracias a un juego colectivo preciso que arribó a línea de gol pero que costó concretar por una serie de rebotes. Finalmente el balón lo tomó Miranda y, con un remate fuerte emparejó las acciones.

¿Quedó allí la historia? No. Al promediar el segmento el Halcón entendió que podía lastimar más a un Estudiantes que se sumergía en sus problemas, con un fútbol anodino.

Y así fue como halló la fórmula para ponerse en ventaja: centro y cabezazo del mismo Bareiro que se redimió del error inicial.

Desde allí aguantó el impulso del Pincha para ir en busca de la paridad. Y por eso se llevó un triunfo vital que le permite llegar al receso con felicidad, a la espera de un verano en el que intentará armarse para pelear arriba en el campeonato. Ahora, pues, será el turno de descansar. 

Comentarios Facebook