domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Política
18 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

"El Presidente no está más enfermo que el año pasado"

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


Simón Salzberg y Nicolás Atamañuk son dos de los médicos guardianes de la salud de Mauricio Macri. Se refirieron a la arritmia y a la artroscopia. También hicieron hincapié en que se trata de una persona sana, pero con una actividad que resulta ser estresante.

El Presidente no está más enfermo que el año pasado
Foto:

El director de la Unidad Médica Presidencial, Simón Salzberg, y el subdirector, Nicolás Atamañuk, explican que el cambio de perfil de la institución: priorizan la atención emergentológica y cardiovascular ya que de los últimos 10 presidentes, 8 sufrieron del corazón. Y opinan si el peso del poder en este año de gestión ha dejado sus huellas en el rostro de Mauricio Macri.

-¿Cómo es el estado de salud de Macri?

Atamañuk: Por suerte es una persona sana. No fuma, no toma alcohol y hace actividad física. Es raro para alguien de su edad.

Salzberg: Hace ejercicio, se cuida en el peso.

-¿Se recuperó de la lesión en la rodilla o sigue en tratamiento?

S: No haría falta otra artroscopia y se cuida con kinesiología, hace rehabilitación. Pero practica deportes normalmente.

A: Sacale cualquier cosa, menos el deporte (entre risas).

-¿Les molestó que haya elegido operarse con el médico de Boca (Jorge Batista)?

S: Lo conocía de antes: era su traumatólogo de antes de la gestión. Y un profesional muy reconocido, especialista en rodilla. Si supiéramos que alguien aunque tenga nombre no es capaz, tendríamos la obligación de advertirle. Pero no era el caso.

A: Hasta nos facilitó todo porque dentro de los tres mejores especialistas del país, estaba él.

-Por momentos se lo ve agotado y algunos sostienen que su rostro ha envejecido por estrés, como que le pesa el poder...

S: Todo esto surge a raíz de la arritmia que tuvo el presidente y, en ese momento, una revista sacó una tapa fotoshopeada que lo muestra con arrugas, pálido, parecía Drácula. Se magnificó todo.

-En mi caso, le notó el rostro distinto desde que asumió.

A: Estos 4 años no son para ir a tomar sol y pasear.

S: Además, si no te tomas vacaciones, laburás 24 horas, obviamente se te va a reflejar en la cara. Ahora no hubo un cambio como que antes parecía un joven y ahora un viejo, están exagerando un poco. No está más enfermo que el año pasado.

-¿Profundizaron qué causó esa arritmia?

S: Vengo de Nueva York de un curso y se habló de la fibrilación auricular. Es una arritmia o trastorno del ritmo cardíaco muy frecuente. Lo tuvo el presidente y ya no lo tiene. No hay una causa como que en el infarto donde se tapa una arteria. No hay una enfermedad que nos preocupe específicamente en el presidente.

A: Puede haber causas cardiacas que te generen esa arritmia pero a veces, como en este caso que fue aislada, investigás y no encontrás nada.

-¿A quiénes están obligados a atender por ley?

S: Al presidente, a su mujer y a las nenas: Antonia y la hija de Awada que vive con ellos (Valentina, 13 años). Por eso está el pediatra, que es el mismo que tenían las nenas.

-¿Tomaron protocolos de los médicos de la Casa Blanca?

A: Estuvimos reunidos con la White House Medical Unit intercambiando ideas y le contamos nuestro concepto -la hipótesis cardiovascular- y les pareció más que interesante. De los últimos 10 presidentes argentinos, 8 sufrieron del corazón. Priorizamos médicos cardiólogos, emergentólogos e intervencionistas. Lo otro puede esperar: si tiene una basura en el ojo o un lunar irritado.

-¿Por qué existe esa prevalencia de enfermedades cardíacas entre los presidentes argentinos?

S: Los presidentes no son chicas de entre 20 y 30 años sino que son hombres que tienen entre 50 y 60 o más. Y si uno toma 100 hombres de esa edad, la mayoría tiene enfermedad cardiovascular. Entonces la prevalencia en este grupo etáreo es muy alta. A eso, por supuesto, se le suma el estrés.

A: Lo analizo al revés: cómo no podría tener estrés un primer mandatario, si no lo tuviera hay algo que funciona mal. Resumiendo, los presidentes son proclives a enfermedades cardiovasculares porque están dentro de un grupo de alto riesgo.

      Embed
Internaron cuatro horas a Macri por una arritmia

El jefe de Estado retornó a la residencia presidencial, donde se encuentra en perfecto estado, cerca de la medianoche tras ser sometido en una clínica cercana a distintos estudios para aventar complicaciones.

-¿Cómo se organiza la Unidad Médica?

S: Tenemos las 24 horas al menos un médico cerca del presidente. Por eso somos 17 y vamos rotando por turnos.

-¿Y en los viajes al exterior?

A: Por lo general va uno de nosotros. Alguna vez ha ido el doctor Fernando Paliza, siempre con equipamiento médico, como el desfribilador automático externo, es una herramienta que debería estar en cualquier edificio público porque salva vidas.

S: Son aparatos chiquititos que salvan vidas, parecidos a los 'choques que se aplican a una persona en las películas', pero este es automático y con 3 horas de entrenamiento cualquiera puede usarlo. Igual usamos el mismo protocolo que cualquier unidad médica presidencial. Compramos todo lo que creíamos que había que comprar.

"Nadie preguntó la filiación partidaria"

-¿La anterior Unidad Médica no daba la información que se requería?

S: No lo sé. Nuestra idea es dar la información que obviamente es necesaria dar porque tampoco vamos a decir si está constipado.

A: Cuál es el inconveniente de dar la información si tenemos el conocimiento científico y actuamos según el quehacer médico.

-Fueron convocados por el ministro de Salud Jorge Lemus.

S: El presidente le encargó al ministro que arme la Unidad Médica Presidencial. La anterior gestión había continuado hasta el 1º de marzo. Lemus habló con otros grupos y también nos pidió un proyecto.

A: Entendió que no eran serios (los anteriores). No tengo nada que ver con la política pero lo que funciona se deja y no importa una bandera política. De hecho a nosotros nadie nos preguntó nuestra filiación partidaria. Y creemos que ganó nuestra propuesta por plantear la necesidad de atender la emergencia cardiovascular.

 "Tenemos varias hipótesis de enfermedad"

-Hace unos días se conoció una salutación de la Unidad al hospital privado de la Comunidad de Mar del Plata y en algún momento se especuló sobre si el Presidente fue atendido durante el retiro de Chapadmalal.

Salzberg: Esta Unidad Médica tiene varias hipótesis de enfermedad del presidente y su familia. Entonces no tenemos un solo centro de atención sino que hay varios y los categorizamos a lo largo del país. Los tenemos activados y les avisamos, que fue lo que pasó con la Clínica Olivos cuando el presidente tuvo la fibrilación auricular. Entonces en Mar del Plata pasó eso y elegimos ese hospital. Por suerte no tuvieron que actuar.

-¿Cómo funciona el protocolo en estos casos?

S: Es una guardia pasiva. Al cirujano, por ejemplo, se le avisa que debe estar alerta. Igual no tenemos cama reservada en ningún lado. No está bien porque hoy el sistema de salud en Argentina necesita camas. En estos casos, siempre se tiene disponibilidad de hacer una cama libre, por así decirlo un 'enroque'. Todas las clínicas están preparadas, por caso, ante una catástrofe o incendio. Los celulares los tienen que tener libres.

Atañasuk: Que estén alertas presupone que nos vamos a poder comunicar a las 4 o a la 5 de la tarde y, si es el día libre, la idea que el médico tenga el celular encima por si lo llaman en caso de una urgencia. A diferencia que lo que se hacía antes, ahora pensamos en todo y creemos que la salud del presidente es una cuestión de Estado.


      Embed


 

Comentarios Facebook