martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Papa Francisco
19 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El papa Francisco bendijo a equipo de villeros campeones

0
Comentarios


El Sumo Pontífice recibió y bendijo a los jugadores del Club Atlético Virgen del Carmen, como parte del premio tras conquistar la Liga de Potreros, un torneo organizado por la Fundación Boca Social.

El papa Francisco bendijo a equipo de villeros campeones
Foto:

El papa Francisco recibió y bendijo a los jugadores del Club Atlético Virgen del Carmen, equipo compuesto por chicos de la Villa 15 y Ciudad Oculta, como parte del premio tras conquistar la Liga de Potreros, un torneo organizado por la Fundación Boca Social, del que participaron equipos de las villas de CABA y GBA.


Los campeones llegaron a la Santa Sede acompañados por el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, quien además se encargó de cumplir el sueño del artista plástico Sergio Menasché entregándole una obra suya para que la bendiga y dedique a los vecinos del barrio de La Boca.

La misma estará exhibida de manera permanente en el bar "La Perla de Caminito".

El Sumo Pontífice recibió ayer a los 18 jugadores que viajaron a la Santa Sede tras coronarse campeones del torneo organizado por Boca Juniors, una iniciativa que promueve la inclusión a través del deporte, para lograr el fortalecimiento de los jóvenes que participan en los clubes de las villas; los jugadores le regalaron una camiseta y una tasa de su equipo y además le cantaron el "feliz cumpleaños".

Francisco escuchó las historias de los chicos que le comentaron en detalle cómo fue el torneo que ganaron y en especial sobre la final que se disputó en La Bombonera contra Don Bosco, ante 35 mil personas.

Incluso, los jugadores le mostraron al Sumo Pontífice un video con los goles del partido. Francisco comparó al fútbol con el alpinismo y explicó que los escaladores tienen un canto que dice: "En el arte de ascender, el secreto no está en no caer, sino en no permanecer caído".

Siguiendo con ese ejemplo, agregó que los alpinistas suben atados a otros compañeros, jamás suben solos, porque "si alguno se cae, aparece otro para ayudarlo".

Ante la atenta mirada de los chicos, el Sumo Pontífice agregó: "No se puede mejorar solo, siempre necesitamos del otro. Ténganlo en cuenta eso toda su vida".

"¿Cómo hacemos para mejorar nuestras vidas?", se animó a preguntarle al Sumo Pontífice uno de los chicos y el Papa -entusiasmado por la consulta- le respondió que "es un proceso del día a día" y que cada pequeño cambio es importante.

Antes de finalizar el encuentro, que duró aproximadamente 30 minutos, Angelici se comprometió a continuar con la iniciativa de la Fundación Boca Social que busca estimular el deporte para los chicos de las villas y acordaron una nueva visita a la Santa Sede con los próximos campeones.

      Embed




Comentarios Facebook