jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Policiales
19 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Terror en Hudson por tres motochorros con itacas

0
Comentarios


Según las denuncias, también usan chalecos antibalas. Centran su accionar en distintos barrios de la localidad de Hudson y roban a desprevenidos peatones y ciclistas. Fuerte reclamo vecinal vía Facebook.

Terror en Hudson por tres motochorros con itacas
Foto:

Las últimas víctimas en padecerlos fueron una mujer y su novio, que aguardaban ayer al mediodía la llegada del colectivo bajo la autopista Buenos Aires-La Plata, en pleno corazón de la localidad de Hudson, en Berazategui. Fueron sorprendidos primero por el ruido ensordecedor de una moto, que paró en seco frente a ellos. Cuando giraron la vista, tenían a un metro a tres desconocidos enfundados en chalecos antibalas y armados con itaca. "¡Vengan las mochilas! ¡Tu bolso!". Congelados de miedo ante semejante amenaza que los encañonaba, las víctimas accedieron sin chistar. Los ladrones tomaron el botín (celulares, billeteras con unos pocos pesos y otras pertenencias) y se esfumaron del lugar de la misma manera y con la misma impunidad con la que habían aparecido. Como después dijeron las víctimas a través de la red social Facebook, "salieron de la nada".


La de ayer al mediodía fue apenas una más de las, por lo menos, veinte apariciones en escena de este peligroso trío de delincuentes, repartidos en dos motos, que desde hace una semana mantiene aterrorizado a todo Hudson. A tal punto que los vecinos se autoconvocaron para reclamar su detención a la policía, que si bien aumentó el patrullaje y su presencia física en la zona, la realidad afirma que todavía lejos está de poder detenerlos.

Un rápido vistazo a Facebook y Twitter bastan para atestiguar la veracidad del tema: una estudiante asaltada por los mismos sujetos en la zona de Pueblo Nuevo a principios de la semana pasada, a la cual le llevaron la mochila con su celular, dinero y un trabajo para la Facultad que tenía que entregar esa misma tarde; por lo menos diez ciclistas que iban camino al río y fueron despojados de sus bicicletas mountain bike, algunas de ellas de alta gama; una cantidad no especificada de motos y otra de más bicicletas robadas el sábado pasado a plena luz del día; una jubilada a la que le arrebataron la cartera y hasta golpearon porque intentó resistirse... Y muchas otras que cuentan los vecinos en la calle y sólo sirven para aumentar el terror que se vive por estas horas en Pueblo Nuevo y otros barrios de esa otrora pacífica porción de Hudson, que como era de esperar, también contagió a comerciantes, taxistas, remiseros y repartidores establecidos en el lugar y otros que circulan por la zona. Un sitio que ahora tratan de evitar para no caer en la trampa del peligroso trío de motoqueros.

"Son tres tipos jóvenes, a cara descubierta. Tienen chalecos antibalas y dos de ellos llevan encima itacas como ésas que usa la policía", describió ayer a este diario una mujer cuyo hijo se quedó sin bicicleta por culpa de estos delincuentes. "La policía acusó recibo de las denuncias y vino a rastrillar la zona", apuntó un comerciante nervioso por la situación. "Incluso se sumó Gendarmería, que camina todo el día el barrio, pero la verdad es que parecen estar más atentos al WhatsApp de sus propios celulares que a la llegada de los delincuentes. Es increíble: sólo tres tipos en moto y ya va una semana y no pueden agarrarlos. Una vergüenza".

Otra de las víctimas fue asaltada el sábado pasado por la tarde, cuando salía de cumplir su turno como telefonista de una remisería emplazada en los alrededores del Club Maltería. La descripción de los delincuentes no varía de otros testimonios, sólo que en su caso los ladrones eran dos, tenían itacas y circulaban en una moto roja.

Esta tarde a las 16 los vecinos se reunirán en Pueblo Nuevo para reclamar por esta situación a la policía y hasta a la mismísima gobernadora María Eugenia Vidal. "Llamamos a la comisaría cuarta de Berazategui, con jurisdicción en la zona, pero la verdad es que no nos dan bola", se quejan por Facebook.

Mientras tanto, la gente sufre ahora en sus casas porque las redes sociales siguen sumando episodios parecidos protagonizados por los mismos motoqueros armados. Y la policía insiste, los patrulleros van y vienen, pero todavía sin éxito. La sensación es que, al parecer, nada puede detenerlos.

      Embed


Comentarios Facebook