miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
21 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Solita: “Traté de hacer un personaje despistado desde el humor”

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


Feliz de integrar el reality más comentado de la TV argentina, la jurado dice que “nunca te podés instalar, porque cambia y va para otro lado”. Sentencia que Pampita fue la gran protagonista de este año.

Solita: “Traté de hacer un personaje despistado desde el humor”
Foto:

Finalmente, el lunes pasado, se bajó el telón para Bailando por un sueño 2016 dejando victoriosa a la pareja integrada por Pedro Alfonso y Flor Vigna y así el ciclo de Marcelo Tinelli cerró sus puertas, una vez más, hasta nuevo aviso. Soledad Silveyra, quién no oculta su predilección por Peter, el ganador, aunque siempre se reconoció objetiva y justa a la hora de puntualizar con su ya clásico "Venga", analiza su tercer año como jurado de ShowMatch.

Tiempo de replanteos y balances para esta actriz que cada vez enfrenta el reto de evaluar a los participantes del certamen de baile más afamado de la televisión argentina, con comodidad y disfrute. "Fue un año tranquilo dentro de todo, agradable, me divertí", confiesa Solita relajada ahora que logró adaptarse a los vaivenes que impone el reality y su constante demanda mediática.

"Costó mucho al principio, lo mediático es muy fuerte. La verdad es que me tuve que contener porque no estoy acostumbrada. El hombre, de todos modos, se acostumbra a todo", dice la blonda intérprete de tantos éxitos en cine, teatro y televisión que mucho esfuerzo personal le llevó adaptarse a lo que genera su presencia al estar sentada como miembro del polémico jurado. "No te podés instalar del todo en el juego porque va por un lado y cambia. Yo traté de hacer un personaje un poco despistado para el humor. Para encontrar un poco de originalidad, un poco de show y un poco de humor. Porque estando en el cuarto lugar ya toda la tecnificación es como que ya viene dicha. La tengo a Moria y a Pampita que son muy buenas críticas", explica Silveyra que pese a dominar la partida todavía no logra abstraerse del todo de ciertas susceptibilidades.

"No puedo decir que todo resbala y nada duele. Ya no duele más no. A veces duele. Uno tiene cierta cintura, pero las cosas le llegan igual. Pero este fue un año muy tranquilo de dolor porque entró Pampita y la rompió. Entonces fue la gran protagonista del jurado y eso alivió un poco. Llamó tanto la atención que vino bien", asegura. La incorporación de Carolina Pampita Ardohain al jurado de ShowMatch le dio un aire distinto. Su irrupción lo cambió todo y el centro de la escena que había acaparado el año pasado Soledad Silveyra fue ahora para la modelo y conductora. Lejos de sentir, aunque sea un leve recelo, lo tomó como un bálsamo. Y la permanente mirada que había sobre ella se corrió.

LEA MÁS:

      Embed
Así fue el momento del anuncio: Pedro y Flor campeones del Bailando

Marcelo Tinelli anunció de esta forma que la pareja se quedó con el certamen televisivo con un escaso margen.



"Nos quitó protagonismo. Absolutamente. Yo chocha. Fue fantástico para mí que el foco se corriera. Realmente me sentí muy aliviada", sonríe sabiendo que la rival de Nicole Newman fue el personaje del año en Bailando 2016. "No es fácil estar ahí. Lo de ella fue más cortito porque empezó con los viajes, viajó mucho, pero se la ganó. Desde el primer momento recibí muy bien a Pampita. Es amorosa, educada, la quiero mucho a Pampita", reitera Soledad. "Es un programa dentro de todo relajado, es un programa muy aliviado para nosotros. Lo más duro es lo mediático, el reality, sino es un placer de hacer", se le escucha decir de inmediato a la protagonista de ficciones tales como el legendario teleteatro El amor tiene cara de mujer o el inolvidable Rolando Rivas, taxista, con las ganas de permanecer al lado de Tinelli para el regreso, en mayo de 2017. Aunque, al igual que Nacha Guevara, que se bajó esta temporada de su sitial dentro del jurado (lo que posibilitó el ingreso de Pampita), otros proyectos la tironeen.

"Realmente me gustaría, me encantaría seguir porque es un programa fantástico, pero también tengo ganas de hacer teatro. Este año no me dejé equivocar, lo he disfrutado mucho. Tengo que hablarlo si me llaman para reanudar. La experiencia es fuerte, inmensamente rica y nunca dan ganas de despreciar, pero tengo que ver lo de teatro. Ojalá pueda seguir con el programa. Veremos", deja la duda luego sembrando el misterio.

Pedro Alfonso, el ganador del lunes pasado junto a su compañera Flor Vigna, por más que no lo diga a viva voz, parecían su favoritos. El vínculo que creó con el esposo de Paula Chaves en la obra Marcianos en la casa, con la que volvió a la temporada de Villa Carlos Paz luego de 30 años, parece haberla marcado definitivamente. "Por más que haya afinidades, y a Pedro lo he tratado como compañero durante todo el verano y es un ser maravilloso, nunca me basé en eso para poner una nota", asegura Soledad. "Hubo varios que fueron muy buenos. Yo no puedo hablar de alguien en especial. Fede Bal, (Favio) Posca que se fue, pero es fantástico, Pedro (Alfonso), María del Cerro que ha sido una revelación, Angelina Torres. Por este Bailando pasaron muchos talentos", garantiza, fiel a su rol, intentando ser imparcial.

LEA MÁS:

      Embed
Nostalgia en el Bailando 2016: Laport le “bolocoteó” un beso a Solita

La pareja de actores, que protagonizaron varias ficciones en el teatro y la TV, retomaron su romance artístico en ShowMatch en un divertido momento.




Volvió a la ficción en historia Al Borde

Soledad Silveyra, quién supo ponerle el cuerpo y el oficio a la conducción al frente de ciclos como Utilísima, Gran Hermano 1, 2 y 3 y Un tiempo después, volvió a las fuentes de su faceta actoral, hace muy poco, en Al Borde, el especial de Fundación Huésped que se emitió por la pantalla de El Trece con motivo del Día Mundial de la lucha contra el SIDA que se conmemora el 1º de diciembre de cada año.


"Poder actuar una buena ficción siempre es retornar al nido, a lo de uno,", comenta Solita que ya había encarado la temporada teatral en Córdoba este verano, pero su última aparición actoral fue en 2013 en la tira Mis amigos de siempre. "Fue una historia de concientización muy importante, una historia de amor entre dos varones que aprenden que el deseo y las ganas de amar es lo que nos mantiene vivos", indica respecto de Al Borde, la trama que salió al aire el domingo 11 de diciembre a las 22, bajo la dirección de Ana Katz y protagonizada por Daniel Hendler y Fernando Dente.

"La actuación me salvó la vida"

Solita fue una de las convocadas recientemente a formar parte del Calendario 2016 del Museo del Cine dedicado a las comedias románticas. Visiblemente conmovida, su inclusión en el almanaque que se presentó los otros días, le trajo a la memoria el recuerdo de todo lo vivido desde sus comienzos a la larga consagración. "Me honra. La verdad es que es todo un honor porque AnneMarie Henrich significó mucho en mi vida. Recuerdo que me hizo la primera tapa de revista a los quince años. Cuando entré y vi las fotos me vino toda esa adolescencia mía a la cabeza. Porque era una adolescente, comencé a trabajar a los 12 años. La verdad es que me emocioné mucho y me vinieron muchas cosas a la memoria", suelta Soledad Silveyra con brillo en los ojos y una mirada que resume su emoción.

-En tu experiencia de niña que se inició en el mundo del arte, ¿qué te produce cuando se habla que el trabajo infantil no es aconsejable?

- Siempre fue un tema para mí opinar sobre el trabajo infantil en cine y en teatro. Yo si no hubiera sido por los actores no sé qué hubiera sido de mí. Bueno, tenía una abuela que me cuidaba, pero fueron una gran enseñanza en mi vida. Así que me cuesta muchos decir que no, que terminen la secundaria y que empiecen a estudiar porque personalmente me salvó la vida. No era un juego. Salí por necesidad. Tuve la enorme suerte de descubrir mi vocación por la necesidad. Había que comer. Y un día me dijeron: "¡no querés actuar?". Y yo dije: "¿Ser actriz? ¡Qué horror! No, qué cachería, no". Era una chica bien de Barrio Norte. "Bueno, pero vas a ganar algo", y fui. Di una prueba en Telefé a la que me llevó Zelmar Gueñol y ahí empecé. Me convertí en una trabajadora de esto".

Marcada por una primera infancia por demás dolorosa, Soledad, se reinventó como pudo y a base de mucha determinación y asistencia terapéutica, logró salirse de los fantasmas del pasado y superarse hasta lograr su mejor versión. Hace poco recordó al aire la trágica pérdida de su madre. "Tuve que superar el suicidio de una madre. Fue un episodio muy trágico con mi hermano, que no viene al caso. Mi hermano se quería ir, ella no quería, disparó y al final se terminó disparando ella pensando que había matado a su hijo", dijo desgarrada. "Yo viví el maltrato de niña, no por parte de mi padre que me abandonó, sino maltrato por una mamá que no estaba bien. Por eso digo que la actuación y el trabajo me salvaron la vida". A Dios gracias", concluye la jurado del Negroni, que es blanco de las chanzas de un Tinelli que si bien se burla de ella, sabe darle su lugar.


Comentarios Facebook