lunes 23.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
24 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Suar-Chávez: "Construimos desde la diferencia"

Grisel Coyle
0
Comentarios
Por Grisel Coyle


Compartirán escenario por primera vez con Un Rato con El. En la obra serán dos hermanos casi opuestos que se ven obligados a reencontrarse. Admiten que en los ensayos aparecen los derroteros distintos que realizó cada uno en su carrera, pero señalan que el cruce es enriquecedor porque les da la posibilidad de aprender del otro.

Suar-Chávez: Construimos desde la diferencia
Foto:

¡Dos potencias se unen! Adrián Suar y Julio Chávez, por primera vez, compartirán escenario. A partir de mayo lucirán todo su talento y camino profesional en Un Rato con El sobre el escenario del, por entonces, renovado teatro El Nacional. Hasta ahora la relación había sido a través de las ficciones de El Trece. Suar desde su lugar en la emisora convoca cada vez más a Chávez, quien protagonizó Tratame Bien, El Puntero, Farsantes y El Signo. Los ciclos tuvieron en general buena respuesta de rating y varios cosecharon elogios de la prensa. Además, tres de esos programas ganaron el Martín Fierro de Oro (Tratame Bien, El Puntero y Farsantes) que otorga APTRA.

"La dificultad que podría llegar a existir entre Adrián y yo ya la hemos vivido, y no la hemos sentido. Y todo lo que hemos construido es a partir de la diferencia. Me siento preparado para compartir con las diferencias, puntos de vista diferentes, maneras distintas porque, sobre todo, me gusta la persona de Adrián, su ser, y no me pone paranoico", dice Julio.

Aprendizaje

"Entiendo que lo que pase va a ser un aprendizaje para él y para mí. Tal vez, él llegue media hora más tarde al teatro. Y, en todo caso, le limpiaré el camarín. Se lo limpié a (Federico) Luppi, se lo voy a limpiar a Adrián", bromeo Chávez, sobre lo que será el vínculo sobre el escenario con su colega.

"El teatro es un lugar muy particular arriba del escenario pero es lo que más me entusiasma. Con Julio tengo una experiencia hermosa abajo del escenario, en la vida, el humor que compartimos, las diferencias que pone arriba de la mesa y me unen. Me une su ideología respecto al trabajo, su rigurosidad. Lo estoy viviendo para mí como una experiencia sanadora", indica Adrián Suar.

Prosigue el actor y gerente de Programación de El Trece: "Soy un actor que no le tiene miedo al conflicto laboral. No soy de los que cree en el que dice que buena onda, qué bien la pasamos. Si la pasás mejor, está bien. Pero a la hora de trabajar, no es una ley del actor el tener que pasarla bien para trabajar bien. Ojo, para alguno sí, para mí no. Eso no significa que haya que pasarla mal, mal. Hay una pose de que en el lugar de trabajo tenemos que estar todos bien. Y yo digo que hagas tu oficio en el lugar de trabajo. Voy a tratar de aprender, de mejorar, de estar a la altura. Y que cuando subamos al escenario, seguramente va a haber una batalla en el sentido de que cada uno va a tratar de hacer lo mejor, y eso es lo que más me motiva".

"Me entusiasma el ir todas las noches a desafiar a mi compañero en el buen sentido porque sé que de todo lo que haga Julio voy a aprender, le voy a robar cosas, seguramente. Y de esas tres horas en las que llega antes de las funciones, yo no voy a llegar jeje... Lo adoro", se expresó Suar.

l ¿Qué admira uno del otro de la ética de trabajo?

Adrián: -De Julio su honestidad. Es un animal de trabajo. Hace muchos años que tengo la suerte de trabajar con él y me prestigio mucho en mi carrera de productor. Le respeto el entusiasmo. Siempre te dice las cosas en la cara. De Julio no vas a esperar otra cosa. Te mira y lo que dice adentro es lo que dice afuera, y siempre en el marco de lo laboral. Y tiene una manera que no lo vas a agarrar improvisando. Me ha pasado de que es un actor que tengo que ir preparado a hablar con el porque ya leyó, estudio, supo. Me pasa con algunos otros actores que hablás de otros actores o del libro y no lo leyeron. Cada uno hace lo que quiere con su espacio laboral. Pero después, a la hora de elegir, cada uno está a la altura de lo que aportó. En ese sentido, Julio tiene una ética y una honestidad enorme, más allá de su talento, por supuesto.

Julio: -Tengo una profunda admiración por Adrián. Pero la palabra ética es una palabra muy pesada para improvisar si uno no sabe muy bien de qué está hablando. Y como se que él tiene su ética, yo no querría ensuciarla en un mar de improvisación. Yo también lo considero un animal de trabajo y es un ser en el cual confío. Creo que es un actor que tiene un enorme ángel, no es una careta como artista. Lo que tiene está muy puesto afuera. Es muy generoso, no sentís que se está guardando nada, y es serio. Pone valor en su expresión, no tiene una actitud hipócrita respecto a su expresión. Lo que expresa es lo que cree que tiene y lo que da, y eso tiene mucho valor en un intérprete joven.

l ¿Se cambió algo de lo que era el planteo de la obra en un inicio?

Julio: -Se está cambiando todo el tiempo. El un material vivo y como todo material permite y pide ser intervenido. Seguramente, lo va a seguir siendo en la medida en que lo vayamos ensayando, sin caer en lo que uno podría entender como una traición. Me inspiré sobre la base de que soy un ser humano que ha vivido mucho. Tengo 60 años y he visto no un hermano si no millones de hermanos. Y, seguramente, soy un gran plagiador de la vida. Pero si hay algunos asuntos, como el de la hermandad, de la herencia y de la legitimidad es un tema muy importante en mi vida. Yo lucho constantemente por intentar ser legitimado. Y tengo la característica que cuando lo soy, me siento un fracasado, y quiero volver a ser legitimado. Y también el tema de las madres, de las herencias que ellas nos dejan en el cerebro, que muchas veces no sabemos, y que están como un motor muy grande hacia varios, positivos a veces, y no tanto en otras ocasiones.

l ¿Qué se puede adelantar del unitario que protagonizará Julio en El Trece?

Adrián: -Es la historia de un bailarín que de joven tuvo una lesión muy fuerte en el momento más importante de su carrera, y no pudo seguir bailando. Eso le generó muchas desilusiones y decepciones. Hoy es un maestro, le aparece una chica que le pasó lo mismo que a él años atrás, y quiere competir por una beca. Eso le genera un nuevo desafío, y en ese concurso esta su ex mujer, con quien no terminaron del todo bien. Y, a partir de ahí, se genera una suerte de triángulo de amores y pasiones.

l Adrián, ¿qué le pediste a Julio a la hora de querer un autor nacional?

-Teníamos que encontrar entre mi naturaleza y la de Julio un espectáculo que tenga una unidad. Y creo que Julio lo encontró porque la obra tiene muchísimo humor, mucha profundidad, dos personajes fuertes. El personaje de Julio tiene altos problemas con el alcohol. Y el mío, es un poco paranoico. A partir de ahí, el relato de esas dos personas, atravesadas por dos abogados que van a poner un poco de orden, se comienza a tejar la pieza.

l ¿Hay miedos?

Adrián: -Totalmente. Por lo menos yo, estoy con un montón de miedos.

Julio: -Hoy hacer teatro da temor. No hablo desde el punto de vista del productor pero me pongo un poco en su lugar. Hoy da temor, entre otras cosas, no saber si hacer lo que uno quiere o hacer lo que parecería ser que está funcionando. Pero tengo la certeza de que hay que trabajar y hacer lo que uno quiere que haya que hacer. También, están los jugadores de casino que les gusta jugar y apostar. Uno también es un poco un jugador a eso y cree en un número, y construye en función a eso. Aparecen todas las fantasías del mundo, las competencias. Como bien saben, Adrián es un hombre exitoso y no quisiera ser yo el primero que le haga hundir el barco. Existen esas cuestiones importantes y que forman parte. Pero creo que si uno está mugido e involucrado en un material en el cual uno tiene fe y que siente que a uno le gusta contarlo, esa es la única protección que se puede tener. Y después, en todo caso, llamás a un amigo, a tu analista y se va resolviendo.

LEA MÁS:

      Embed
¿Magui Bravi es la elegida de Suar?

Hace poco ambos tuvieron que desmentir un presunto romance cuando se los vio en una entrega de premios. Ahora ella protagoniza videos en la cuenta de Instagram del canal, sin ser figura de la emisora. ¿Viajaron juntos a Punta del Este? Rumores que van en un mismo sentido.


      Embed



Comentarios Facebook