jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
26 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La otra estrategia del Cholo Simeone

Eduardo Verona
0
Comentarios
Por Eduardo Verona


La otra estrategia del Cholo Simeone
Foto:

En "Universo Valdano", conducido naturalmente por Jorge Valdano, el entrevistado fue Diego Simeone. El Cholo, entre tantas observaciones, afirmó: "Todavía no es el tiempo para la Selección argentina, creo que debo mejorar mucho todavía". Viene reiterando estas palabras el actual entrenador del Atlético Madrid. Ya las decía cuando en el 2006 estaba al frente de Estudiantes. Por aquellos días de octubre le preguntamos en la concentración de City Bell si en el horizonte veía a la Selección como un objetivo cercano. Nos respondió: "Tengo mucho tiempo por delante. Recién empiezo. No me quiero apurar. Sé que si uno pone todo lo que tiene que poner y da todo lo que tiene que dar sin esperar nada, algo puede volver. Yo sigo esa línea. Siempre lo hice. Antes como jugador y ahora como técnico. Lo de la Selección más adelante puede darse, pero me tiene que encontrar muy sólido y muy formado".

Siempre vivió el día a día Simeone. Pero siempre tuvo planes. Su plan a futuro incluyó e incluye a la Selección. Pero no se tira de cabeza a una pileta vacía, aunque por sus características y formas de vincularse al fútbol parezca una especie de kamikaze que no mide ningún riesgo. Por el contrario: mide todo. No es puro impulso ni adrenalina desatada. Es pausa y reflexión. Estudia y calcula cada paso que da. Interpreta las complejidades y las urgencias. Tiene estrategia, en definitiva. Y en el marco de esa estrategia made in Simeone, no adelanta los tiempos.

Ese reloj interno que él supo construir le confiesa y le susurra que todavía no es su momento. Que tiene que esperar tranquilo, aunque su conducta dentro de una cancha no refleje, precisamente, tranquilidad. Suele decir el Cholo algo que lo acompaña desde su etapa de futbolista y que lo comentó en el reciente diálogo con Valdano: "La vida está hecha de momentos y mi momento ahora es en el Atlético". En esa búsqueda perfecta del "momento", la Selección es un episodio que todavía no lo encuentra pleno.

¿Qué le falta según la dimensión particular de su mirada? Más recorrido. Más experiencias. Más conocimientos. Más frialdad analítica par observar y calibrar los hechos. Más autocontrol. La apuesta central de Simeone se enfoca en esas tareas. En su desarrollo. En su crecimiento. En ver lo que quizás aún no termina de ver. Cuando desde el ambiente del fútbol se repite hasta la frontera del aburrimiento que es un obsesivo, se lo califica mal. Es un perfeccionista despojado de estética. Un hombre de 46 años que persigue un ideal. La Selección puede ser una meta. Y una realización.

      Embed



Comentarios Facebook