jueves 19.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
25 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un pobre 2016 dejó a Boca sin agenda internacional

Camilo Martino
0
Comentarios
Por Camilo Martino


El liderazgo en el actual torneo no alcanza para maquillar un año sin alegrías. El equipo se quedó afuera de los torneos continentales. Hubo cambio de entrenador y mucha irregularidad.

Un pobre 2016 dejó a Boca sin agenda internacional
Foto: José Brusco/Diario Popular
Foto:

Un buen y confiable índice que nos ayude a evaluar cómo fue el año 2016 para Boca, es enumerar a los equipos que tendrán actividad internacional en 2017. En la Libertadores estarán Estudiantes, Lanús, San Lorenzo, River, Godoy Cruz y Atlético Tucumán; mientras que a la Sudamericana lograron entrar Racing, Huracán, Defensa y Justicia, Independiente, Arsenal y Gimnasia. Suman entre los dos torneos 12 equipos y no esta Boca, un dato que marca claramente que el balance está lejos de ser bueno, si le agregamos que perdió con San Lorenzo la Supercopa Argentina, cayó en semifinales contra Independiente del Valle por la Libertadores y perdió en cuartos de final de la Copa Argentina contra Central, la última vía que tenía para llegar a la Libertadores de 2017. Tres instancias claves donde el equipo fallo, -una con el Vasco Arruabarrena como DT y dos con Guillermo Barros Schelotto-, para redondear un año sin sonrisas.

Esas tres caídas determinaron que en 2017 sus objetivos apunten sólo al ámbito local, donde empieza bien parado ya que terminó el año primero, y con tres victorias muy importantes en los clásicos ante San Lorenzo, Racing y River.

El desafió es aprovechar en el nuevo año ese envión ganador y en las 16 fechas que restan sellar el torneo, apuntarle el torneo corto del segundo semestre y a la Copa Argentina; mientras varios equipos que pueden pelearle mano a mano se entretienen en el ámbito internacional.

Siempre irregular

La irregularidad fue lo que marcó el año de Boca. Ni con Arruabarrena que se tuvo que ir antes de tiempo, ni con Guillermo Barros Schelotto el equipo tuvo un nivel confiable que se notó en la falta de objetivos logrados a lo largo del año.

Sin dudas el golpe más duro del año fue la eliminación en la Copa Libertadores contra Independiente del Valle. Luego de caer 2 a 1 de visitante, tenía todo para hacer valer el peso de la  Bombonera, pero a pesar de haberse puesto en ventaja muy rápidamente, los errores propios terminaron por dejar a Boca fuera de la final y significó además el punto final para el paso de Agustín Orion y el Cata Díaz en el plantel.

El 2017 Boca arranca con la ventaja de ser líder de un torneo que necesita ganar para olvidarse que no habrá ninguna Copa a lo lardo del nuevo año en la mesa boquense.

      Embed


Comentarios Facebook