martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Fútbol
26 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Dirigió ebrio un partido, generó un revuelo y fue preso

0
Comentarios


Sucedió en la localidad uruguaya de Melo, durante el encuentro final de cuarta división. Boca Juniors estaba a minutos de gritar campeón, pero Raúl Mariño le hizo patear dos veces un penal a Conventos. El juez caminó errático todo el encuentro. Le pegó a un futbolista y la Policía lo detuvo. Estaba alcoholizado

Dirigió ebrio un partido, generó un revuelo y fue preso
Foto:

Un árbitro fue descubierto alcoholizado durante un encuentro de fútbol de cuarta división en Melo, Uruguay, luego de que discutiera con varios jugadores, le pegara a uno y terminara detenido por la policía.

El hecho sucedió en el partido de la final de la cuarta división entre Boca Juniors y Conventos, del que participaban jóvenes de entre 17 y 18 años.

A Raúl Mariño se lo notó con paso errante y caerse varias veces en medio de la cancha, incluso al momento de esperar la ejecución de un tiro libre.

      Embed

No obstante, la polémica comenzó cuando le ordenó al delantero de Conventos que pateara otra vez un penal debido a que notó que el arquero Diego Medeiros se adelantó para poder atajar el primero.  

Al anotar el tanto, y con el cotejo empatado 1 a 1, lo que imposibilitada a Boca Juniors de gritar campeón del torneo, varios fueron a reclamarle la determinación.

Hubo empujones, forcejeos hasta que Mariño le pegó a un futbolista en el rostro y fue detenido por los agentes de seguridad.

Más tarde, se le realizó un control de alcoholemia en la jefatura policial: la espirometría le dio 1,5 gramos.

      Embed


Comentarios Facebook