lunes 23.01.2017 - Actualizado hace
Política
27 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un funcionario que deseaba sin éxito tener juego propio

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


El diseño del gabinete económico dispuesto por la administración macrista acotaba el margen de acción de Prat-Gay, quien se sentía y ponía incómodo al resto. Reconocimientos y facturas.

Un funcionario que deseaba sin éxito tener juego propio
Foto: Prensa Presidencia
Foto:

No había diferencias en la política económica pero sí en el rol que cada uno cumplía. Para que una orquesta suene bien, cada músico tiene que conocer su lugar", fue la metafórica explicación de un alto funcionario consultado por este diario sobre la decisión del presidente Mauricio Macri de correr del gabinete a Alfonso Prat-Gay.

El saliente funcionario desde el comienzo de la gestión deseaba tener "juego propio" pero el diseño del gabinete económico se lo impedía: reportaba al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y a los vicejefes, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, con quienes tuvo distintas desavenencias a lo largo del año.

Son conocidas sus disputas en el gabinete económico y el cruce de opinión que mantuvo con el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, por la formulación de la tasa de interés. Prat-Gay, convencido de que se había logrado domar a la inflación, deseaba que el Central bajara ese indicador para estimular una economía aún en recesión.

En el oficialismo le reconocen al ex economista jefe de JP Morgan la exitosa salida del cepo cambiario. Empero, le restan méritos en la negociación de la deuda con los fondos buitres al recordar que el factótum de esa medida fue Luis Caputo, hoy elegido para sucederlo en Finanzas.

"Él quería tener más poder de decisión del permitido. Hasta en alguna ocasión se le plantó a Marcos (Peña). Llegó desgastado al final y el tema Ganancias terminó decidiendo su salida", explicó a este medio otra calificada fuente oficial.

En verdad, en la mesa chica del gobierno le achacan al ex ministro el costo político provocado por la crisis que generó la reforma del impuesto a las Ganancias. La demora en la presentación que hizo del proyecto le permitió a Sergio Massa "primerear" y lograr la media sanción en Diputados de una enmienda, más beneficiosa en los hechos para los contribuyentes, pero insostenible en lo fiscal.

Las discrepancias en el tema Ganancias llegaron a tal nivel que otros integrantes del gabinete económico desconocieran los alcances del texto redactado en Hacienda. "Algunos miembros del Gabinete se mostraron sorprendidos del proyecto, que había sido enviado al Parlamento y que ni ellos mismos conocían", reveló ayer Juan Carlos Schmid, uno de los titulares de la CGT que participaba en Casa Rosada del Acuerdo para la Producción y el Trabajo.

Por la crisis desatada por Ganancias, Prat-Gay quedó alejado de las correcciones e incluso el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, asistió en la negociación con los gobernadores para consensuar un proyecto que pudiera ser votado en el Parlamento.

Ayer por los pasillos de Casa Rosada no había sorpresa por la salida del Gabinete del ex diputado. "Después de Chapadmalal, con el Presidente decidimos darle más ejecutividad a las distintas políticas para que haya más rapidez. Y en un año electoral, se busca tener un gabinete más afiatado", ventiló el alto funcionario consultado dando a entender que las diferencias con el modo de conducirse de Prat-Gay eran, a la postre, irreconciliables.

Aunque Macri habría tomado la decisión a mediados de la semana pasada, una vez encaminada la votación de la enmarañada ley, los voceros oficiales deslizaron que fue a primera hora de ayer. Fue una estrategia estudiada: dejar pasar el receso navideño y, de hecho, tras el llamado de Peña a Prat-Gay ayer bien temprano, el jefe de Gabinete se reunió en su despacho con los vicejefes y con el ministro Frigerio para consensuar la forma de comunicar la noticia en la conferencia de prensa ofrecida al mediodía.

LEA MÁS:

      Embed
Caminata, chocolates y un adiós: así fue el encuentro entre Macri y Prat Gay

El presidente convocó al ministro de Hacienda y Finanzas, que había sido despedido por la mañana, a un encuentro en Villa La Angostura, donde el Jefe de Estado acaba de comenzar sus vacaciones.


Es decir, la determinación de "renunciar" al ministro estaba tomada y se esperó a último momento para comunicarlo. También formaron parte de este esquema las fotos que por la tarde difundió el gobierno: mostraban a Macri y Prat-Gay charlando animadamente, en el refugio patagónico elegido por el primer mandatario para su descanso. Es que Prat -Gay viajó hasta Villa La Angostura para almorzar y charlar mano a mano con Macri en el complejo Cumelén. "No hubo ningún ofrecimiento de parte del presidente porque Alfonso no quiere nuevos cargos", respondió anoche un vocero consultado acerca de si el Presidente le había ofrecido una embajada europea tal como se rumoreó por la tarde.

La división de la cartera que conducía Prat-Gay en Finanzas por un lado, a cargo de Luis Caputo, y de Hacienda por el otro, a cargo de Nicolás Dujovne, no hace más que afianzar la idea de Macri de atomizar el gabinete económico y no centralizar la conducción de las finanzas en torno a un "superministro".

"El círculo rojo (los empresarios, la prensa) quiere un superministro para que le sea más fácil influenciarlo, pero Mauricio no, por eso insiste en esta política", argumentó otro vocero.

Ayer por la tarde Dujovne -que hasta hace unas semanas era columnista de un programa de TN, del Grupo Clarín- se reunió con Rogelio Frigerio, de quien es amigo y lo une cierta afinidad por la vertiente desarrollista de la UCR, y con Peña. "En un año electoral va a venir bien desde la comunicación porque explica bien. Lo conocemos: trabajó en la Fundación Pensar y en la campaña en el diseño económico", concluyeron, con optimismo, en Balcarce 50. Y se rieron de la chicana opositora acerca de la influencia del multimedios en la designación del nuevo titular de Hacienda: "en realidad no está nada bien con el grupo. De hecho el programa (Odisea Argentina) ya no sale más", concluyeron.

En tanto, la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, respaldó los cambios aplacando cualquier polémica. "El no era alguien nuestro (supo ser diputado por la CC) en el Gabinete. Hace rato que se fue de la Coalición Cívica. Igual creemos que fue un muy buen ministro", cerraron cerca de Lilita, intentando aplacar el ruido provocado por la segunda salida de un funcionario importante la primera fue Isela Costantini de AR- en una semana.

      Embed

Comentarios Facebook