miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
Temperatura T 27° H 54.3%
29 | 12 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Pedro de Mendoza, todo un camino turístico

0
Comentarios


En la avenida conviven lugares dedicados a la música, pintura, teatro, turismo, gastronomía y muchas opciones más que siempre son tenidas en cuenta por vecinos y turistas.

Pedro de Mendoza, todo un camino turístico
Foto:

La avenida Don Pedro de Mendoza es una arteria vial que recorre la ribera de la Dársena Sud y del Riachuelo a lo largo del barrio de La Boca hasta llegar al Puente Bosch. Sin embargo, la oferta de propuestas para realizar en el lugar son amplias y diversas. Por ejemplo, en materia teatral aparece el Teatro de la Ribera (Avenida Pedro de Mendoza 1821) que depende del Complejo Teatral de Buenos Aires. 

Su cartelera que suele abarcar de marzo a noviembre combina los clásicos teatrales con las exposiciones fotográficos en su remozado hall junto a ciertas actividades musicales tangueras. Un dato que no es menor es que el precio de las localidades es sumamente accesible. La sala porteña fue inaugurada el 27 de octubre de 1971 con el espectáculo "Allá en la Boca de entonces". 

Su edificio fue donado al Consejo Nacional de Educación por uno de los artistas plásticos más representativos de la Argentina, y vecino del barrio, Benito Quinquela Martín. Con capacidad para 643 espectadores, tiene una platea baja y una platea alta, también llamada pullman; un escenario de 11 metros de embocadura y 14 metros de profundidad. 

La avenida Pedro de Mendoza comienza en el Boulevard Elvira Rawson de Dellepiane, y corre bajo el viaducto de la Autopista a La Plata (inaugurado en 1995), pasando junto a la Usina del Arte y a la vieja terminal de barcos hacia Uruguay. Acompañando la curva de la ribera, la avenida pasa junto a la Boca del Riachuelo, y bordea una zona de depósitos donde está el Museo de Arte Construido. Sobre el río, cruzan el viejo Transbordador Avellaneda y el actual Puente Avellaneda, y hay un conjunto de edificios de vivienda pública. 

Mientras la avenida recorre la Vuelta de Rocha que se ha transformado un epicentro cultural y turístico donde se destaca el pasaje Caminito. Allí hay una feria de artesanías que es visitada por cientos de personas por día, en su mayoría extranjeros, que llegan hasta allí para comprar cuadros, ver bailar tango, almorzar, sacarse fotos, y recorrer este lugar tan pintoresco y tan porteño a la vez. 

Antes de llegar al Puente Pueyrredón, paso principal a la Zona Sur del Gran Buenos Aires ya desde el siglo XIX, la Avenida Pedro de Mendoza pasa por la Barraca Peña, una histórica barraca en donde un equipo de especialistas trabaja en los restos de un antiguo barco mercante del siglo XVIII que fue encontrado en terrenos ribereños en el año 2008. La avenida Pedro de Mendoza avanza cruzando la Avenida Montes de Oca y llega al Puente Bosch en donde actualmente termina. 

Comentarios Facebook