domingo 22.01.2017 - Actualizado hace
Temperatura T 26° H 78.6%
05 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Américo Tesoriere, el poeta del arco de Boca

0
Comentarios


El recordado arquero marcó una época y se puede revivir a través de la biografía en la que se narra su paso por el Xeneize, la Selección nacional y su famosa tapa en la revista El Gráfico.

Américo Tesoriere, el poeta del arco de Boca
Foto:

Américo Tesoriere (1899-1977), una de las glorias del arco de Boca, ya tiene su libro. Lo escribió su hijo Eduardo y la presentación se realizó en la mismísima Bombonera de Buenos Aires. En su época de futbolista del equipo xeneize y de la Selección lo llamaban "La Gloria", pero su hijo prefirió "El poeta del arco" porque Américo, además de ser arquero escribía poemas, algo desconocido hasta ahora- por el mundo del fútbol. 

Sobre los motivos que lo llevaron a escribir el libro, Eduardo Gerónimo Tesoriere ("Gerónimo porque nací el día del santo y Eduardo por mi abuela que llamaba Eduarda", aclaró durante la charla) explicó: "Yo ya había hecho una autobiografía que se llama La pelota y yo, en 2013, porque tengo el hobbie de escribir. El tema es que ya tengo 72 años y si no la encaraba yo esta biografía, los que vienen atrás, como mis hijos u otros parientes más chicos, no se iban a preocupar por hacerlo. Los periodistas de aquella época casi ya han desaparecido. Hay que calcular que ya hace un siglo de que mi papá debutó en la primera de Boca".

Dicen que el famoso cántico futbolero: "Tenemos un arquero, que es una maravilla/ ataja los penales sentado en una silla", fue compuesto por la hinchada xeneize en su honor. Américo fue el primer futbolista en ser tapa de la revista El Gráfico, jugando para Boca. 

Del libro Américo, el poeta del arco se realizó un tiraje de 500 ejemplares. Puede conseguirse en el museo de La Boca, en el Museo Quinquela Martín, en El Rincón de Lucía de Caminito, en el club y en distintas librerías. "Tiene varias ilustraciones. Fotografías puse pocas porque no eran muy buenas. Las pocas que hay son muy conocidas", explicó Eduardo.

"El hecho de haberlo presentado en la Bombonera hizo que hubiera mucha gente invitada. El prólogo me lo hizo Ezequiel Fernández Moores", expresó el escritor y además añadió: "Hasta ahora recibí muy buenas críticas. Porque aparte de la biografía de él, muestra otras cuestiones. El libro sintetiza la historia del barrio desde los comienzos con la inmigración, italiana en su mayoría. Al haber nacido él en 1899 fue trazando un paralelismo entre su crecimiento y el de las asociaciones culturales, políticas y deportivas del barrio. Hablo del socialista Alfredo Palacios. Todo paralelamente a la historia del club, que fue fundado en 1905. Mi padre prácticamente debutó en los primeros años y fue a la Selección. Tuvo la valla invicta en dos campeonatos Sudamericanos. Encima de todo eso él escribía. Por eso pude transcribir todo lo que él había escrito hasta el año cuarenta y pico. Hasta poemas escribía. Son textos muy valiosos. El libro da a conocer el costado literario de mi padre, que fue poco conocido por el mundo futbolístico. Escribiendo él me supera por varios cuerpos".

Comentarios Facebook