lunes 23.01.2017 - Actualizado hace
Vida
08 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

A no dudarlo: la madurez es bella

0
Comentarios


La naturaleza es sabia: las frutas están a punto, jugosas y más dulces cuando alcanzan la madurez. De la misma manera, las mujeres en la menopausia saben mostrar su belleza. Secretos de quienes con arte y experiencia cuentan con la capacidad de sortear los males de la superficialidad y vivir el día a día con clase.

A no dudarlo: la madurez es bella
Foto:

La madurez es la etapa, que tanto las flores como los frutos, alcanzan su punto de máximo esplendor. De la misma manera, las mujeres en la edad madura, tienen experiencia, sabiduría y cierta calma que regalan los años. Lamentablemente, vivimos una época en la que los cánones de belleza, ponen en el podio a la juventud, como si no existiera belleza en otras instancias. La cultura de lo rápido, la superficialidad y un miedo atroz a lo desconocido, han hacho que muchas mujeres no se sientan a gusto en una etapa de la vida en la que deberían sacar a pasear su hermosura, porque a esa altura, saben muy bien cómo hacerlo.

Si observamos a la naturaleza, de la que por cierto somos parte, podríamos ver que la madurez es una etapa de realización, las frutas están listas para ser cosechadas, las flores muestran sus maravillosos colores y formas al abrirse plenamente, esto es siempre así, por lo tanto es un patrón. Pero las mujeres hemos quedado afuera de ese patrón por cuestiones culturales, y nos sentimos afuera. Nos hemos resignado y alejado de nuestros ciclos naturales, de ese instinto femenino que por siglos fue sinónimo de sabiduría.

Hoy, en el imaginario colectivo la crueldad mira al paso del tiempo y se ríe. A pesar, de haber conseguido socialmente muchos espacios, aunque faltan muchos más, hemos perdido la mirada introspectiva de género. Esa mirada que nos de la valentía de defender cada una de las etapas en la vida de las mujeres con su belleza comprendida y respetada, sin comparaciones innecesarias. El proceso llamado menopausia antes se vivía como el pasaje a la vejez, hoy se vivencia como el principio de una nueva etapa en la vida. Las mujeres de hoy ya no se consideran fuera de juego, se sienten más seguras, confían en sí mismas, están plenas. Podríamos decir que bajo el enfoque biológico es el final de la menstruación y se comienza a producir menor cantidad de hormonas (estrógenos y progesterona). Las mujeres en general le temen a la menopausia, esperan los famosos "calores", ansiedad, altibajos en el estado de ánimo, nerviosismo y cambios corporales, entre otros síntomas. Se quedan ahí, como si la madurez fuese sólo este conjunto de huellas desagradables, esperan lo esperable de brazos cruzados como si todo fuese inexorable. Sí, el cambio en el cuerpo acontece, pero mentalmente una mujer puede vivir esta etapa de otra forma y de esa manera mostrarla en lo exterior.

LEA MÁS:

      Embed
El día que los chicos quieren vestirse solos

Hay una etapa de la niñez donde los niños quieren hacer todo solos: comer, bañarse y vestirse. Pero ¿es un capricho o una necesidad? Especialistas explican cómo enseñarles a cambiarse, con qué prendas y cuál es el momento más adecuado. La tarea de los padres es asistirlos, ayudándolos cuando se presentan dificultades que se irán solucionando con el tiempo.


La belleza en la madurez no significa esconder los años con cirugías, todo lo contrario. Ocultar la edad no es la solución para aceptarse, sentirse bien con el período que toca transitar, disfrutarla y verle su belleza, es momento de asumir nuevas perspectivas.

No podemos, por ahora, ver el paso del tiempo reflejado en nuestros cuerpos, pero sí podemos cambiar nuestra forma de ver y sentir, podemos cambiar y dejar de esperar. Sabemos lo que sucede en esta etapa y nos predisponemos a que así suceda. Sin embargo, hay muchas personas que han logrado vivir esta etapa de otra manera. La mente puede ser quien sólo almacene información o quien dé el golpe de timón, y cambie el rumbo. Sí, tal vez se sientan los "calores", pero con un abanico lindo se refrescarán mejor.

Podemos cambiar nuestra experiencia, podemos cambiar la forma de vivenciarla. Sentir que se es parte de un ciclo vital en el que la mujer puede mostrar su sabiduría sin permisos ni concesiones, que puede desplegarse en todo su esplendor. Ya conoce los secretos de la cocina, del amor y de la vida. Ya algo la golpeó duro y también ya ha llorado de emoción más de una vez.

No todas las mujeres responden de la misma manera ante la inminencia del climaterio, lo que sí es cierto es que una nueva etapa se aproxima. Recibirla como amor dándole la bienvenida a la continuidad de la vida, celebrar la energía que se refleja en esta etapa.

Es cierto que las mujeres maduras de hoy son activas, pero no siempre se sienten cómodas con su imagen, el patrón de belleza de esta época es cruel con la belleza en la madurez. Pero por suerte, muchas veces, sentir que hacemos algo por nosotras nos hace sentirnos bien por dentro, y eso se refleja en lo externo. A la menopausia no hay que combatirla, sino vivirla con plenitud.

Comentarios Facebook