miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
General
09 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Esfuerzo de productores y bomberos evitó más incendios

0
Comentarios


El control de las llamas en el centro del país tuvo una labor coordinada entre brigadistas y habitantes de las zonas afectadas para evitar el avance sobre más hectáreas. Varios focos siguen activos.

Esfuerzo de productores y bomberos evitó más incendios
Foto:

El trabajo codo a codo entre productores agropecuarios y bomberos voluntarios evitó que en el municipio de Algarrobo, en la Provincia de Buenos Aires, las llamas alcanzaran el pueblo cuando faltaban menos de 30 kilómetros para que llegara a las zonas urbanizadas.


Las condiciones de baja humedad, altas temperaturas y fuertes vientos formó un combo letal para el control de los incendios en la zona centro del país, al sur de las provincias de Buenos Aires y la Pampa, y norte de Río Negro.

"Trabajamos fundamentalmente en dos acciones: los 'cortafuego', -unas zanjas de arado que pasamos en los campos para evitar que se propaguen las llamas- y los 'contrafuego', consistentes en quemar el campo en dirección contraria a la que viene el viento para restarle superficie combustible a las flamas", explicó a Télam Paulo Villagra, de Defensa Civil y bombero voluntario de localidad de Algarrobo.

Las jornadas de trabajo de los bomberos muchas veces superan las 12 horas que, por lo general, incluyen los horarios nocturnos, momento en el que las llamas amainan y se vuelven más fáciles de detectar por la oscuridad.

Junto a ellos estuvieron los mismos pobladores del lugar, en su mayoría productores rurales, que fueron claves para evitar la extensión de las llamas. Héctor Erviti tiene 88 años, una operación de la cadera y le cuesta trabajo ver, pero el 31 de diciembre del año pasado eligió quedarse con su esposa en su estancia a la vera del Río Colorado, en el límite de las provincias de La Pampa y Río Negro, y, según contaron a Télam los paisanos de Algarrobo, fue el héroe del Año Nuevo. "Ese viejo nos salvó la vida a todos", aseguró Carlos Rubio, agropecuario dueño de terrenos en Buenos Aires y La Pampa quien describió cómo fueron los hechos de aquel día: "Héctor tenía desconfianza al fuego, que todavía no había pasado del lado de La Pampa, así que pasó la noche en su rancho en lugar de con su familia. En el medio de la noche salió solo a combatir las llamas que habían cruzado de orilla por el viento y, cuando su familia llegó seis horas más tarde, él ya había contenido el incendio".

Ayuda del Estado


Productores ganaderos y agrícolas damnificados por los incendios que quemaron cerca de 1.400.000 hectáreas en la región centro del país aseguran que "dependen del Estado y del clima" para sortear la crisis que atraviesan."Dependemos del clima y del Estado", aseguró Fabián Genovesi, dueño de una casa de compra y venta de ganado en Villarino y uno de los productores que estuvieron reunidos con el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, el viernes pasado, cuando se acordaron los principios de la asistencia a los ganaderos afectados.

"Aún imaginando que empiece a llover y que creciera el pasto, algo que no está pronosticado para los próximos dos meses, los ganaderos no pueden largar las vacas a los campo porque no hay alambre para contenerlas", expresó Genovesi.

Según contaron diversos productores de la zona, más que el clima, lo que les preocupa a corto plazo a son los alambrados, muchos de ellos perdidos en bajo las llamas y cuyo costo de reposición asciende a cerca de $ 100.000 por cada mil metros de alambre y pilares.


      Embed


Comentarios Facebook