lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Política
10 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Quieren llamar a internas en el peronismo porteño

José Di Mauro
0
Comentarios
Por José Di Mauro


El presidente del PJ porteño, Víctor Santa María, quiere hacer internas antes de las elecciones legislativas para renovar las autoridades partidarias. Impulsa una convocatoria amplia que ya ha recibido reparos.

Quieren llamar a internas en el peronismo porteño
Santa María quiere plebiscitar "el rumbo del PJ para los próximos años".
Foto:

A diferencia de la UCR, cuando está en el poder el peronismo le asigna a las actividades partidarias un rol secundario, meramente burocrático. Un caso extremo fue el que se dio en buena parte de los doce años kirchneristas, cuando el PJ pasó a ser un mero sello, sin contar que hasta la sigla fue dejada de lado, reemplazada por la del FpV. No podía esperarse más de los Kirchner, que históricamente invocaron despectivamente al partido como "pejotismo".

Pero fuera del poder es otra cosa, y la actividad interna entra en estado de ebullición. Previsiblemente, aunque para el gusto de muchos, "menos de lo que debería".

El peronismo bonaerense realizó hace pocos días un cónclave en el que buscó mostrar señales de entendimiento entre las diversas vertientes que conforman ese espacio en el principal distrito. Si bien lograron sentar a todas las partes -o casi- en la misma mesa, propios y extraños expresan sus serias dudas de que esa fotografía pueda llegar a transformarse en realidad para las próximas elecciones. Pero la movida cumplió al menos el objetivo de ser un llamador hacia adentro, y también hacia afuera, donde miran con especial atención desde el massismo y, sobre todo, desde el gobierno de Cambiemos.

El distrito porteño es de los más importantes, pero históricamente le ha sido adverso al peronismo, que casi nunca ha logrado hacer pie allí. Hay excepciones, pero son contadas y puntuales. Cuando Carlos Menem resultó electo presidente en 1989, salió primero en la Ciudad de Buenos Aires por apenas unas décimas, aunque a nivel legislativo la diferencia se elevó a 3 puntos. Volvió a ganar con Erman González en 1993, de nuevo por casi 3 puntos sobre el radicalismo. Y recién volvió a imponerse el justicialismo en la Ciudad en 2011, cuando la fórmula Cristina Kirchner-Amado Boudou ganó por un 35%, a 7 puntos de Binner.

En la elección para jefe de Gobierno de 2015, Mariano Recalde quedó tercero, a 24 puntos de Rodríguez Larreta, y se conformaron haciendo fuerza en el balotaje por Lousteau, dándole un buen susto al PRO.

El panorama que exhibe el peronismo en la Ciudad no tiene mayor cohesión que la del resto del país. Preside el PJ porteño Víctor Santa María, titular del gremio de los encargados de edificios y dueño de un conglomerado de medios, y de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Los mandatos partidarios en el distrito concluyeron en agosto del año pasado y un congreso partidario los prorrogó. Ahora, el titular del PJ porteño confirmó a DIARIO POPULAR su intención de convocar a internas partidarias para fines de marzo, con el objeto de normalizar el distrito. Al hacerlo, remarcó que "este año electoral se definen muchas cosas". Una expresión que claramente trasciende los límites del distrito y fácilmente podría ser aplicada a todo el país.


LEA MÁS:

      Embed
En el último día del año, Cristina habló de las causas judiciales en su contra

A través de las redes sociales, la exmandataria se refirió a su situación judicial y sostuvo: "Hay un hilo de complicidad en la Justicia"


Santa María quiere que antes de las PASO estén definidas las nuevas autoridades y que participen de la elección "todos aquellos que se sientan peronistas; que exista el mayor consenso político para poder presentarse y poder plebiscitar qué rumbo debería tener el peronismo en los próximos años".

El titular partidario admite que en el distrito "hay un sector que rescata los últimos doce años y es partidario de un frente que lidera Cristina Fernández de Kirchner. Y hay otros que creen que no". Claramente él se ubica en el primer sector, pero prefiere hablar de los "muchos matices" que conforman el espectro partidario, por lo cual "sería bueno que el afiliado a través del voto popular decida qué rumbo tiene que tener" el PJ.

De esa elección en principio se excluye a sí mismo. "No lo tengo decidido", aclara ante la pregunta de si se presentará, dejando lugar a un resquicio de duda, aunque se apresura a insistir que en principio su deseo es no presentarse. Espera que ese rol pueda ser cumplido por "un compañero que nos represente a la mayor cantidad de peronistas".

Santa María se mostró dispuesto a abrir las puertas a todos los sectores y en una señal hacia el Frente Renovador de Sergio Massa citó expresamente dos nombres: Alberto Fernández y Héctor Daer. Dio la casualidad que ambos se expresaran los últimos días a favor de la libertad de Milagro Sala, a quien el primero fue a ver para la fiesta de Año Nuevo. El tema es especialmente caro para el sector que maneja hoy el peronismo local, y un grupo de jóvenes del Peronismo x la Ciudad fue el último fin de semana a Jujuy para brindarle su apoyo a la líder de la Túpac Amaru. Según contaron a su regreso, Sala valoró especialmente la visita de Alberto Fernández, por cuanto "incorporó la discusión sobre mi situación y la de las compañeras dentro de toda la oposición". Por cierto que lo hizo abriendo grietas dentro del massismo.

A propósito, Santa María no le cierra las puertas a Sergio Massa, y aclara que "en la ciudad tenemos coincidencias" con el Frente Renovador y es muy probable que se haga un intento porque la lista que se presente en las legislativas muestre una confluencia.

Aunque desde el massismo se apresuraron a cerrar las puertas a cualquier entendimiento con el PJ porteño, aclarando que no irán a ninguna interna con ellos. Y desautorizaron los contactos que en ese sentido viene teniendo Alberto Fernández con Santa María. De hecho, el FR está más dispuesto al diálogo con otro sector del peronismo en la Ciudad, el Nuevo Espacio de Participación que conduce Juan Manuel Olmos. "Es un amigo", señala a su vez Santa María respecto del líder del NEP.

El líder del SUTERH estuvo la semana pasada en Río Gallegos, adonde concurrió con un grupo de compañeros a colocar una placa recordatoria por la memoria de Néstor Kirchner. Fue una buena razón para reunirse con Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo. "Estuvimos casi dos horas con Cristina y la verdad que nos llevamos una muy buena impresión", contó a DIARIO POPULAR. Santa María agregó que "vimos a una Cristina con ganas de hacer, tranquila, interesada por los temas nacionales e internacionales".

Sostiene que la ex presidenta maneja los "tiempos estratégicos" y "la coyuntura que los momentos van determinando". Ante la pregunta de rigor, Santa María confiesa su deseo de que sea candidata. Y no le da lo mismo que se presente en la provincia de Buenos Aires o Santa Cruz; quiere que sea candidata en territorio bonaerense, por lo que representa "en este momento político difícil, en que el país ha retrocedido pasos enormes en lo económico, lo social, en todos los aspectos estamos un poco peor y la que puede expresar eso de cara a la gente es ella. Ese liderazgo lo tiene ella".

Dice que casi no habló con CFK de las cuestiones judiciales: "No la noté preocupada por esos temas; más se mostró interesada por una reforma judicial".

Santa María quiere llamar al consejo partidario para el mes de febrero, y descuenta que en menos de sesenta días se puede hacer una convocatoria a elecciones.

Con todo, la propuesta está por ahora muy verde, a juzgar por las reacciones iniciales. Uno de los apoderados del PJ de la ciudad, Fernando Barrera, expresó sus reparos: "Hoy no hay que hablar de internas, sino que hay que forjar mayorías".

      Embed


Comentarios Facebook