miércoles 18.01.2017 - Actualizado hace
SurUrbano
10 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Pibe de Villa Fiorito fue víctima de la violencia barrial

0
Comentarios


Brian, un niño de 10 años, recibió un piedrazo en la cabeza luego de una discusión entre los vecinos y los supuestos "administradores" del asentamiento, quienes cobran peaje a todo aquel que qujier ingresar.

Pibe de Villa Fiorito fue víctima de la violencia barrial
Foto:

Brian, un niño de apenas 10 años, se convirtió en la nueva víctima de la violencia y amenazas que sufren los vecinos del barrio 8 de Diciembre de Villa Fiorito por parte de la supuesta banda que controla el acceso al asentamiento, administra lotes y vinculan al narcotráfico. El niño recibió un piedrazo en la cabeza estando en su casa y debió ser hospitalizado.

Según denuncian los propios habitantes del lugar -una villa conformada hace 6 años en un valle de inundación-, y la Fundación Che Pibe, fueron atacados por quienes "manejan" el barrio, luego de que se quejaran porque destruyeran cinco focos del alumbrado público que ellos habían colocado los residentes.

En medio de la discusión, los vecinos hicieron sonar la alarma comunitaria y la gente se volcó a la calle, por lo que los "administradores" decidieron irse y volver "con refuerzos" que portaban armas blancas y de fuego. Según los testimonios, los delincuentes comenzaron a atacarlos a piedrazos, lo que terminó con dos heridos, Brian el de mayor gravedad.

Sergio Val, presidente de la Fundación Che Pibe, a cuya colonia de vacaciones asiste este niño, denunció que "la gente tiene miedo pero está cansada de las amenazas, de tener que pagar peajes y planes de pago interminables por los lotes donde viven, y que ya tenían dueños".

"Ya han presentado denuncias en la Comisaría 5ª de Fiorito y el juez de garantías Gabriel Vitale visitó el lugar e instruyó a fiscales que atiendan la problemática, pero nada se ha hecho hasta el momento", agregó Val.

En ese sentido, alegó cierta "connivencia" de parte de la policía y del gobierno que dirige Martín Insaurralde, ante quienes han denunciado todas las maniobras y amenazas que sufren los vecinos.

En ese sentido, recordó que el camión cisterna de AySA dejó de proveer al barrio por las amenazas sufridas por los choferes. El servicio fue retomado luego de que el Sindicato de Camioneros interviniera y solicitara custodia policial durante el recorrido. "Lo extraño es que la Policía acompaña al camión aguatero, pero no hace nada para resolver esta situación", comentó Val.

Tags

Comentarios Facebook