lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
Espectáculos
11 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

A jugar en el bosque mientras el lobo no está

Néstor Gutiérrez Mónaco
0
Comentarios
Por Néstor Gutiérrez Mónaco


“Peligro Sin Codificar era un programa de humor, en cambio Juguemos en el Bosque es un ciclo de entretenimientos que contará con 13 capítulos, desde el próximo domingo a las 21.15 por Telefé”, anticipa Diego Korol

A jugar en el bosque mientras el lobo no está
Foto:

"En principio no se puede decir que Juguemos en el Bosque tendrá el espíritu y la impronta de Peligro Sin Codificar. Es cierto que de aquel programa estamos Pichu (Straneo) y yo. Pero son dos programas totalmente diferentes. Sin Codificar era un programa de humor, en cambio Juguemos es un programa de entretenimiento. La idea madre no está buscada desde ese lado. Participa gente común buscando un premio. No tiene mucho que ver con Sin Codificar", dispara de entrada Diego Korol, quien, a partir del próximo domingo, en el horario de 21.15 hasta las 22.15, durante trece capítulos conducirá un ciclo éxito en el mundo, acompañado por su amigo Pichu Straneo e Ivana Nadal, por la pantalla de Telefé.

En Juguemos en el Bosque, los participantes más divertidos se animan a todo porque, el que se queda quieto, pierde. En cada episodio compiten 4 grupos de parejas con gran espíritu aventurero. Uno de los participantes estará disfrazado y tendrá que pasar por distintos desafíos en un predio repleto de obstáculos. Como este integrante estará a ciegas, el segundo miembro del equipo servirá como su guía. Los cuatro equipos se enfrentarán a los desafíos más divertidos. En cada programa, la pareja que logre escapar del Bosque Salvaje ganará un viaje para dos personas con destino a elección.

Cuando se le pregunta si se sienten obligados a hacer un gran rating por el hecho de estar en una pantalla caliente, dice sin dudar: "No, A lo que estamos obligados es a hacer un producto televisivo que esté bien, que sea divertido. Esa es la idea y la obligación. Es un formato comprado en el exterior. Nos encantaría que nos vaya bien y que a la gente le guste lo que vamos a hacer. Pero no tenemos obligación de hacer un gran rating. Si nos va bien será una alegría para todos. Pero no nos desespera la obligación de hacer un rating altísimo".

Hay un tiempo para recordar sus orígenes en la tevé, entonces se hace ineludible "repasar aquella época de los graffitis que hacíamos en el año '86 con mis hermanos para el inolvidable programa La Noticia Rebelde. Después pasamos por un montón de programas, desde ShowMatch hasta Peligro Sin Codificar".

Con treinta años trabajando en los medios, asegura que "personalmente estoy cumpliendo el sueño del pibe. Aquello que soñé desde siempre, desde que era chico, lo estoy cumpliendo ahora que me estoy aproximando al medio siglo de vida. Me va bien en televisión y afortunadamente también me va bien en radio. Todo esto es lo que siempre tenía ganas de hacer. Haber hecho Sin Codificar es uno de mis grandes logros, porque es un programa que nos ha dado muchas satisfacciones".

A la hora de hacer referencia acerca de quiénes y cuáles son sus referentes laborales como conductores de radio y tevé, no olvida "mencionar en primer término a Juan Carlos Pinocho Mareco y Silvio Soldán. Después de los actuales, en primer término están Marcelo Tinelli y en radio Alejandro Dolina y Lalo Mir. De todos ellos he aprendido un poco, pero en cada caso siempre traté de aportarle mi impronta personal".


      Diego Korol


Hablando de sus dos grandes pasiones profesionales, la radio y la televisión, hace una gran salvedad con respecto en cuál de los dos medios se siente más cómodo y afirma: "Me gusta la tele, pero en la radio podés ser más vos. Tenés más posibilidades de opinar en la radio. La televisión tiene otros tiempos que no te permiten ser tan espontáneo. Pero en los dos medios me siento realmente bien y a gusto".

Alguna vez su compañero en FM 101.5 radio Pop, Beto Casella, dijo que "se siente más hombre de radio porque la tevé tarde o temprano te termina expulsando". ¿Compartís este pensamiento? Diego responde: "No sé si expulsado. La gente en la radio se siente más cómoda. La tele tiene un vértigo y unos tiempos que no tiene la radio. Por eso es que la radio me gusta tanto".

Después de haber ganado un Martín Fierro como integrante de un programa (Sin Codificar), llegado el momento de emitir una opinión al respecto, sostiene: "Son premios y como tal, son una caricia al alma. Cuando uno lo gana, le gusta ganarlo. Es uno de los premios más importantes (o el más importante) que tiene la industria televisiva. En consecuencia, creo que no puede ser cuestionado solamente cuando se pierde. Los Martín Fierro le hacen muy bien a la radio y a la televisión argentinas y yo celebro enormemente que exista ese premio". Finalmente informa que "en algún momento va a volver Sin Codificar. Esa es la idea. Lo estamos hablando con el canal. La idea es que nuestra queridísima criatura vuelva en este 2017".

LEA MÁS:

      Embed
A Tinelli le ponen trabas para volver a Telefe

Marcelo está abriendo los frentes para asegurarse su continuidad -y la de su equipo- en la pantalla chica.




El que se queda quieto, pierde

En Juguemos en el Bosque, que arranca el próximo domingo por Telefé, los participantes más divertidos se animan a todo porque, el que se queda quieto, pierde. En cada episodio compiten 4 grupos de parejas con gran espíritu aventurero.

Uno de los participantes estará disfrazado y tendrá que pasar por distintos desafíos en un predio repleto de obstáculos. Como este integrante estará a ciegas, el segundo miembro del equipo servirá como su guía.

Los cuatro equipos se enfrentarán a los desafíos más reideros. En cada programa, la pareja que logre escapar del Bosque Salvaje ganará un viaje para dos personas con destino a elección.

      Embed

Comentarios Facebook