martes 17.01.2017 - Actualizado hace
Temperatura T 25° H 78.5%
12 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Historias detrás de la escultura de Ringo Bonavena

Nicolás Clementoni
0
Comentarios
Por Nicolás Clementoni


La escultora Mariana Brihuega narró los pormenores de su creación que casi le demandó nueve meses terminarla, y recordó las sensaciones de la gente frente a la obra que pesa más de 450 kilos.

Historias detrás de la escultura de Ringo Bonavena
Foto:

Ringo Bonavena es uno de los personajes más emblemáticos del deporte argentino. No fue campeón mundial de boxeo pero por su carisma arriba y abajo del ring se ganó un lugar en el corazón de los amantes del box. Fanático de Huracán, es un emblema de Parque Patricios y desde 2003 es un referente de la plaza gracias a que la escultora Mariana Brihuega hizo una estatua que visitan miles de personas a diario. 

"Lo que más me llamó la atención una vez terminada la obra es la devoción de la gente. La miran como si estuviesen enfrente de Bonavena, es muy fuerte lo que genera", dice la escultora que llegó a la obra después de presentarse en un concurso. Mariana no es de Huracán, como Ringo, es fana de River, pero después de conocer al boxeador, a su historia, a sus amigos, al barrio, no le quedan dudas que su corazón "es un poquito Quemero". 

La estatua está en avenida Caseros 3159, dentro de la Plaza de Parque Patricios y llevó algo así como nueve meses poder hacerla. "Lo más difícil fue encontrar una foto de perfil de Ringo, porque en todas estaba de frente. Decidí hacerlo mirando a Masantonio y con una sonrisa, como generando complicidad", cuenta Mariana quien se define como "una escultora, artista plástica pero más abstracta que real".

Para poder armar lo que es la estructura que pesa algo más de 450 kilos la escultora necesitó de la ayuda de un modelo de boxeador y quien se prestó fue Marcelo Domínguez quien fue al taller que en ese momento estaba en la Boca y se paró en guardia tal como está Ringo. "Yo no sabía nada de boxeo, hice el trabajo como cualquier otro, pero tomé dimensión de lo que representaba Ringo cuando terminé la obra. Recuerdo que la llevábamos en un camión, iba parada y cuando estábamos recorriendo las calles de Patricios la gente la veía y aplaudía", asegura la artista. Como para tomar dimensión de lo que representa Ringo, Mariana se tomó el trabajo de sentarse todas las tardes, durante un tiempo, enfrente de la plaza, en la sede de Huracán, para ver la reacción de la gente. 

"Me encontré con cosas muy locas, mujeres que iban y le hablaban, otras que le rezaban. Había hombres que iban y pasaban una tarde con él, que charlaban un rato. Es sin dudas un símbolo muy fuerte. A mí la única vez que me pasó algo así con una obra fue con un Cristo que hice para una Iglesia en Villa Adelina. Sin dudas que la estatua pasó la obra y eso es lo más fuerte y gratificante", afirma Mariana feliz.

El año pasado se cumplieron 40 años de la trágica muerte de Ringo y la estatua fue el lugar elegido por los fanáticos para recordarlo. Esa estatua que fue pensada por el Club de Leones de Parque Patricios, el Círculo Patricios y la comisión de 'amigos de Ringo', integrada, entre otros, por los ex futbolistas Carlos Babington y Alfio Basile, el ex boxeador Horacio Accavallo y Marcelo Domínguez. "Siento que dejé algo en el corazón del barrio y eso para un artista es muy fuerte. Es un orgullo", dice Mariana Brihuega quien ya dejó su nombre para siempre en el barrio.

Comentarios Facebook