lunes 16.01.2017 - Actualizado hace
SurUrbano
12 | 01 | 2017
Imprimir
Agrandar
Reducir

Vecinos de Ezeiza cansados de no poder salir a flote

0
Comentarios


Bronca e indignación por la desidia del gobierno de Alejandro Granados por las escasas obras hídricas y nulo mantenimiento de zanjas para evitar las inundaciones. Preocupación ante nuevos pronósticos de tormentas.

Vecinos de Ezeiza cansados de no poder salir a flote
Foto:

El agua que cae del cielo, que en muchos lugares de nuestro país sería una bendición, no deja de castigar a los vecinos de los barrios más pobres y olvidados de Ezeiza, donde el descontento salió a flote. El intenso temporal que azotó a la región el lunes pasado provocó inundaciones y serios anegamientos, y en estos días podría agravar la situación si los pronósticos de tormenta se cumplen.

Las escasas obras hídricas y el flaco mantenimiento de las zanjas sólo dejan vislumbrar un sombrío horizonte en la vida de los habitantes de barrios como Sol de Oro, San Javier, La Porteña, La Unión, Spegazzini, Vista Linda, entre tantos otros.

A pesar de su acercamiento al gobierno nacional y provincial, desde donde afirman girar fondos a la administración de Alejandro Granados para concretar proyectos de infraestructura, en el territorio es muy poco el movimiento que se ve.

La queja vecinal se sustenta en que tras más de 20 años al frente del Ejecutivo, el "Sheriff" -como apodan al alcalde- no haya transformado la realidad de este municipio que nació en 1995, donde las calles son mayormente de tierras y los servicios sanitarios llegan a exclusivas zonas residenciales.


Historia repetida

El temporal provocó también la caída de árboles y postes de la red eléctrica y cables que dejaron a cientos de usuarios sin suministro. 

"Otra vez la misma historia, es una vergüenza vivir en Tristán Suárez, con desagües tapados, bocas de tormenta llenas de basura, el arroyo lleno de plantas y mugre", bramó María Cristina para exigir la presencia del Estado municipal para resolver estos problemas.

Vecinos del La Porteña sufrieron el ingreso del agua en sus casas, como consecuencia de una obra inconclusa en la calle Malambo entre Caminito y Agua de Oro

Quienes viven en cercanías de Santa Rosa y el Dorado "agradecieron" por la "laguna" que se formó en la esquina. "Ahora podremos salir a pesar", ironizaron.

Frentistas de la calle Alta Gracia, en Villa Golf señalaron que "éste es el cuento de nunca acabar" y se cuestionaron, como tantos otros, cuál es el destino de los impuestos que pagan
El hospital Interzonal Eurnekian fue otro de los damnificados, con filtraciones en el pasillo que conduce a la Terapia.

Indignados y cansados de que "la Municipalidad no haga nada", criticaron al alcalde por su "preferencia" por los countries, los shoppings y el plantar palmeras por todo el distrito.

Comentarios Facebook