Luego de la pobre labor en Santa Fe, en el debut del ciclo, Racing levantó cabeza y ganó seis partidos en fila. “Nos vino bien esa derrota, asimilamos los errores rápido. Me gusta tener un equipo solidario”, dijo el Chacho Coudet.

E l segundo semestre del año pasado fue un verdadero fracaso para Racing, a tal punto que la decepción deportiva en tres frentes (arrancó torcido la Superliga y no pudo prosperar en la Copa Argentina ni en la Sudamericana) derivó en la partida de Diego Cocca, el último técnico que sacó campeón a la Academia, allá por el 2014. Y con el desembarco de Eduardo Coudet, avalado por la presencia de Diego Milito como secretario técnico, se buscó un cambio de imagen, que surgió rápidamente, pues el club dio en la tecla con los refuerzos y encima, el nivel colectivo potenció a los jugadores que ya estaban en el plantel, como Lautaro Martínez, que es la gran revelación del fútbol argentino. Y eso, que no hubo comienzo con luz verde, porque en el debut del Chacho, en Santa Fe, el elenco tuvo una pobre actuación y cayó por dos a uno. A la distancia, el DT ahora valora lo sucedido en los últimos días de enero: “Con Unión fue un cachetazo duro, no puedo mentir. No nos esperábamos un partido así veníamos con ritmo y buenas practicas. Nos vino bien ese partido, asimilamos los errores rápido, al final fue positivo”.

Es que tras la derrota inicial, Racing se volvió en un equipo imbatible: “Me gusta tener un equipo solidario. En el día a día entrenamos para jugar de esta manera. Cuando uno arranca, tiene que intentar trabajar para llegar a ejecutarlo en el día del partido. Cuando se sienten identificados los jugadores, a mí me resulta mucho más fácil. La dinámica y tratar de recuperar la pelota lo más rápido posible es la manera que asimilamos. Hay un convencimiento en los muchachos de que es la manera”, dijo en TyC Sports. Aunque más tarde aclaró: “Este equipo puede dar mucho más, pero eso lo van a dar el trabajo y el tiempo de trabajo. Los grandes equipos se forman con el tiempo y a través de los partidos, vamos a aprovechar cada partido para seguir mejorando”.

Igual, Coudet sabe que los objetivos del semestre son claros: En la Superliga, terminar en zona de clasificación a las copas del año que viene; y en la Libertadores, lograr el pasaje a los octavos de final, que se jugarán después del Mundial. Porque pelear por el título local, es una utopía: “Alcanzar a Boca es muy difícil, esa es la realidad. Después, nosotros preparamos cada partido para quedarnos con los tres puntos. Apuntamos a objetivos más cortos, el de hoy, el de esta semana, es Chacarita”, sintetizó el DT.

Y volvió a poner sus fichas en la continuidad del goleador del equipo: “Tengo una esperanza de que se quede Lautaro Martínez hasta diciembre. Y así, vamos a hacer todo lo posible para que se quede, más si seguimos en la Libertadores”, aunque los 33 millones que pone el Inter juegan en contra de su deseo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados