Para Bonadio, el testimonio del financista no es del todo contundente, teniendo en cuenta su rol en la causa en la que Lázaro Báez está acusado de haber lavado 60 millones de dólares.

El juez federal Sebastián Casanello, que investiga la llamada “Ruta del dinero K”, allanó ayer una financiera ligada a Ernesto Clarens, el hombre que busca ser arrepentido en la causa de los cuadernos y que aún no consiguió convencer al juez Claudio Bonadio. Para el juez, el testimonio del financista no es todo lo contundente que podría ser, teniendo en cuenta su rol determinante en operaciones financieras millonarias y que se investigan en otros expedientes, como en la “ruta del dinero K”, la causa en la que Lázaro Báez está procesado por haber lavado 60 millones de dólares. La Justicia determinó que ese dinero tuvo como origen la obra pública que Cristina Kirchner le adjudicó en el Sur al empresario K. Fuentes judiciales confirmaron a Infobae que en el operativo, que se hizo en unas oficinas de la calle Esmeralda al 700, se encontraron documentos ligados a Invernes, la empresa de Clarens.

Según trascendió como producto del allanamiento los investigadores se llevaron de las oficinas: cuatro CPU, una grabadora DVR, tres pendrives con información y cuatro cajas con libros contables y documentación relacionada con la causa.

Lo llamativo fue que en el lugar había un contador que admitió haber trabajado en algunos asuntos de Clarens. Es más: fue perito de ese financista en un estudio contable que se hizo en la causa por la ‘Ruta del dinero k’, por la que enfrentarán un juicio oral el empresario Lázaro Báez y más de 20 acusados, revelaron fuentes judiciales.

Pero más allá del juicio oral, Casanello se quedó con una parte del expediente, en donde tiene que resolverse si se llama a indagatoria a la ex presidente Cristina Kirchner y se siguen analizando distintas pistas.

Fue en ese contexto que la abogada Silvina Martínez, representante de la ex diputada Margarita Stolbizer, aportó hace unas semanas datos que sostienen que la firma Invernes SA formó parte del Grupo Austral, propiedad de Lázaro Báez.

‘Invernes fue adquirida en 2006 por allegados a los Báez para ocultarse y luego en 2009 su hijo (Martín Báez) adquiere la participación accionaria. No solo la dirección de Invernes y del Grupo Austral fue conjunta sino que coincidían domicilios, empleados y formó parte de entramado societario para lavar dinero que se investiga en la presente causa’, afirmó Silvina Martínez en su escrito.

La abogada aportó además una dirección en el microcentro sobre un domicilio en la calle Esmeralda al 700 en el que podría estar funcionando la financiera de Clarens. Casanello, que ya había allanado oficinas anteriormente en esa área y en la zona de Puerto Madero, avanzó sobre esa pista y dispuso que la Policía Federal realizara el procedimiento, luego de ordenar tareas de inteligencia. Ahora Casanello tendrá que analizar la documentación que se secuestró en el procedimiento, en donde se hallaron papeles ligados a Invernes.El rol de Clarens también está siendo analizado en las declaraciones de algunos arrepentidos de la causa de los cuadernos K.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados