Pechito López concreta un gran anhelo: correr una de las más famosas carreras de la historia del automovilismo mundial. A las 10 (hora argentina) largan. Parte en el Toyota Nº 9 con Nicolas Lapierre y Yuji Kunimoto.

José María López atravesó el día previo a la largada de las 24 Horas de Le Mans muy relajado y cumpliendo con compromisos relacionados al evento con el Toyota Gazoo Racing, como el desfile de todos los pilotos que correrán hoy desde las 10 de la Argentina, por el centro de la ciudad.

Un rato antes, se produjo el diálogo a solas con el cordobés que largará 5º compartiendo el TS050 Hybrid Nº 9.

Los autos japoneses habían quedado frente a la gran chance de ganar por primera vez las 24 Horas,como para quedar registrados en la enorme historia que respalda a esta carrera, 3ª fecha por el Mundial de Resistencia (WEC) 2017.

“Hasta ahora es la carrera más importante de mi vida; viste lo que significa estar acá en Le Mans, el clima que se vive, la calidad de autos, equipos, pilotos, la gente. Las 24 Horas son únicas, no en vano es una de las carreras más importantes de la historia del automovilismo mundial”, aseguró Pecho. “Empecé a soñar con correr Le Mans cuando tuve que volverme a la Argentina; a nuestro automovilismo no lo olvido, pero nunca perdí la ilusión de regresar a correr afuera”.

-¿Correr las 24 Horas es una revancha para vos por aquella gran desazón de no llegar a F-1?

-No, no es una revancha, no lo siento así. Sin dudas, manejar y correr un auto como el Toyota T050 híbrido me hace sentir que saldo una cuenta pendiente, cumplo un objetivo de años desde 2003. ¿Si alcanza para borrar la frustración de la F-1? Sí, borra todo.

-Los Toyota son dominadores este año y grandes candidatos a quedarse por primera vez con las 24 Horas, es como si corrieras con un Mercedes de F-1.

-Ja, noo, yo corro con un Toyota que es el mejor auto del mundo.

“Manejar en Le Mans a 300 km/h es una sensación única -aseguró- , impresionante y ni hablar de noche; salvo en los entrenamientos previos nunca había manejado de noche. En la oscuridad tenés que asumir más riesgos y no te podés equivocar. Hay que andar más concentrado todavía y mirando los autos a los que vas superando de clases menores, si te llegás a encontrar con un GT a menos velocidad de repente y ocurriera un golpe que no podés evitar, te la pegas muy fuerte”.

Se lo notó confiado, optimista: “Sí, hay muy buena onda con todo el equipo Toyota Gazoo Racing, pilotos, técnicos; lo fundamental sabemos todos que es que gane el equipo, y trabajaremos para concretar ese objetivo”.

-Tu accidente en Silverstone primero preocupó y luego hubo comentarios de tu lesión en las vértebras, ¿Cómo te sentís?

-Fue un golpe muy duro, en el momento no sentí nada, pero después tuve que estar 45 días sin hacer nada y eso me perjudico porque no pude continuar sumando experiencia arriba del auto. Pero ya estoy bien aunque aún me duele un poquito al subir al coche.

Hoy, llegó la hora, arrancan las 24 Horas de Le Mans, el sueño de Pechito López.

Un despliegue que asoma impresionante

Impresionaba el despliegue de los equipos que correrán las 24 Horas, que ayer ante la inactividad en pista, ultimaron detalles en los autos, mientras los 60 pilotos tomaban parte del desfile tradicional en el centro de la ciudad.

Alastair Moffit, manager de marketing y comunicación del Toyota Gazoo Racing, nos contó algunos detalles: “Para esta carrera contamos con unas 150 personas trabajando, será la última del año en que pongamos tres autos en pista, se verá. Cada auto cuenta con un motor de repuesto.

En el Nº 8 autor de la pole con espectacular nuevo récord del japonés Kazuki Nakajima, cambiaron el impulsor antes de clasificar el jueves. Las estimaciones indicaron que cada auto debería detenerse en boxes para recargar nafta y cambiar cubiertas unas 55 veces.i