Cuando se acabe el Mundial habrá que volver a ponerse al día con Neflix. Mientras tanto, se puede despuntar el vicio viendo a la Selección de Bélgica, un equipo con la fineza de los antiguos ducados de los Países Bajos y el angelical encanto del idioma flamenco. Cuando el capitán es el número 10, son los Duques de Hazard; pero si el equipo pasa a ser liderado por el 22, se transforman en los Angeles de Chadli. Y la música del juego que despliegan es de novela; la propone, desde su fantástica calma, su DT Roberto Martínez. Un tipo que es pura tranquilidad, transmite Paz Martínez.

Pero el elenco belga no la había pasado bien en los octavos de final, instancia en la que debió enfrentar a un rival favorecido de manera escandalosa por el reglamento: aprovechando su población femenina, Japón se clasificó por acumulación de amarillas.

Y hablando de Japón, un detalle de color: cuando las cámaras de TV enfocan a sus hinchas en las tribunas, todos saludan al ver la pantalla gigante. Como son todos iguales, se confunden a cualquiera con ellos mismos. Después llaman a sus familiares y les preguntan: “¿me viste por televisión?”. La respuesta es siempre la misma: “a cada rato”.

El estadio de Kazán, donde quedaron eliminados Alemania, Argentina y Brasil, es conocido desde ayer, como “kladbishche slonov”, que en ruso quiere decir “cementerio de los elefantes”.

Brasil, evidentemente, no conocía el poderío de Bélgica. Por suerte en sus filas estaba Marcelo, quien terminó el partido abatido, inclinado sobre sus piernas, agachado.

Tite metió cambios pero no sirvieron. Iba a meter a Cassio, el arquero suplente, pero se quedó sin tiempo. La derrota de Brasil fue dolorosa. Una de sus figuras fue abucheada como si se tratara del peor árbitro de Titanes en el Ring cada vez que lo nombraba la voz del estadio: “William” = “Buuuu”.

Para los uruguayos, el fútbol de Francia fue mucho. “Corrían mucho, Umtiti parecían dos o tres titís”. El 13 francés, en cambio, sabía que Muslera estaba nervioso y le dijo a Griezmann que le pegara de lejos; después del gol se acercó y le dijo al oído: “Te la Kanté”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados