Darío Hernán Katz pasaba sus vacaciones junto a su familia en Mar del Plata. Debió ser operado por una fractura de tibia y peroné y rotura de ligamentos. Denunció que a 40 días del hecho siguen esperando una respuesta.

L as vacaciones de una familia en la ciudad de Mar del Plata casi terminan en una desgracia, ya que ante un desperfecto del ascensor del edificio del complejo hotelero en el que se encontraban alojadas, un hombre sufrió la fractura de una de sus piernas, mientras su esposa y tres pequeños hijos resultaron ilesos de modo fortuito. Tras el incidente se radicó la denuncia policial que dio lugar a una causa penal, en la que todavía no obtuvieron ningún tipo de respuestas, como tampoco recibieron ni siquiera un simple pedido de disculpas.

De acuerdo a la presentación efectuada ante la comisaría 9ª de Mar del Plata, Darío Hernán Katz (de 40 años), quien disfrutaba de cuatro días de descanso junto a su mujer y sus hijos, padeció las consecuencias del mal funcionamiento de uno de los ascensores, cuando en momentos en que subían al 5º piso, se detuvo en el 3º, luego bajó al 1º, donde se abrió la puerta y cerró súbitamente, hasta que de inmediato, cayó de manera violenta hasta el nivel 3 del subsuelo. El fuerte impacto le provocó una seria lesión al jefe de familia: fractura de tibia y peroné, más rotura de ligamento exterior y del ligamento cruzado anterior en su pierna izquierda.

Según contaron los familiares del damnificado, todo ocurrió en la noche del pasado 30 de diciembre en el exclusivo apart hotel Torres de Manantiales, ubicado en la calle Alberti al 400 de Mar del Plata, pero a más de 40 días de este desgraciado episodio aún aguardan una respuesta. “Subíamos del lugar donde había juegos para chicos que está en el primer subsuelo e íbamos hasta el quinto piso. Hasta que el ascensor paró en el tercero y entonces, ingenuamente pensamos que había ocurrido un error y apretamos el botón del séptimo. Enseguida, ante nuestra sorpresa, empezó a bajar, en el primero abrió y cerró las puertas sin darnos tiempo a nada, hasta que cayó bruscamente hasta el tercer subsuelo”, relató el propio Katz.

Comerciante y residente en el barrio porteño de Flores, estaba acompañado por su esposa Laura Valeria Museri y sus hijos de 4, 8 y 11 años, cuando se vieron sorprendidos por esta situación, que además de arruinarles el descanso y el fin de año, aún hoy no logran comprender. “Empezamos a pedir auxilio a los gritos y en vez de asistirnos, solo nos pedían que no gritáramos para no alertar a las otras personas que estaban alojadas allí. Una vez que llegó la ambulancia, los médicos se portaron muy bien y me llevaron al Hospital Privado de la Comunidad, donde me sacaron placas y dieron el primer diagnóstico sobre la lesión que sufrí, que derivó en una posterior operación, de la que todavía estoy convaleciente”, afirmó.

Al mismo tiempo, Darío Katz sostuvo que “al margen de radicar la denuncia policial e iniciar la acción penal, está claro que nadie hizo un peritaje, como hubiese correspondido para conocer las causas que ocasionaron el desperfecto que pudo haber sido una tragedia, ya que el ascensor no fue clausurado, siguió funcionando como sí nada hubiese pasado. Yo solo espero que esto no vuelva a suceder y que una empresa que publicita sus servicios para que los turistas pasen días de película, se haga responsable. En todo este tiempo que estoy en reposo, ni siquiera recibí un llamado para saber sobre mi estado de salud, tampoco se hicieron cargo del perjuicio que nos ocasionaron y mucho menos de los gastos que tuve que afrontar para la intervención quirúrgica”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados