p MEJOR EN EL SEGUNDO TIEMPO QUE EN EL PRIMERO, CUANDO PARADOJICAMENTE HIZO LOS GOLES, EL XENEIZE JUGO PARA AMPLIAR EL RESULTADO, PERO LA ARREMETIDA FINAL DE SU RIVAL CASI COMPROMETE LA SERIE.

Por ahí, a muchos, Boca no les convenció. De ser así, tendrían argumentos para aseverarlo más allá del resultado. Pero en concreto, en lo general, en la extensión del partido y dentro del contexto que hizo a este cotejo de ida por octavos, es justo decir que Boca concretó lo justo y necesario para encarrilar la serie de cara al desquite de fin de mes en Paraguay. Jugando una segunda mitad mejor que la primera, precisamente cuando convirtió los goles que le brindan esta tranquilidad que buscará usufructuar en la próxima cita. Con un segundo tiempo donde manejó el juego descansando en la tenencia de pelota y acelerando en los último metros abriendo brechas para generar la jugada de gol, de un tercer gol que no llegó por tres atajadas deMuñoz y por algo de falta de puntería, como le sucedió a Abila tirando alto en un envío perfecto de Cardona. Boca sacó dos de ventaja y si bien es cierto que no redondeó un funcionamiento convincente, mostró atributos.No ganó de casualidad o por ventajas de Libertad. Ganó por mérito propio. Por haber abierto rápido el marcador y por haber sabido extender el resultado antes de recibir la reacción de su rival desde el arranque de la segunda parte. Ganó por la movilidad, el toque justo, el desmarque y el golazo de Mauro Zárate y por la precisión de Cardona en la pegada tanto de pelota parada como en movimiento. Y ganó porque Pablo Pérez levantó en la etapa final influyendo notoriamente en ese control de tiempos que le permitió al equipo aplacar a un oponente que muy rápido tiró la toalla después de haber complicado en la primera parte por haber encontrado espacios detrás de Pérez y de Wilmar Barrios -éste, muy errático en las entregas, pero importante en el quite, como uno clave en los minutos finales en plena área chica a Edgar Benítez cuando el paraguayo iba a patear para meter el gol del descuento- y por haber abierto por los costados ante “cierta” endeblez de Jara y Mas. Desde ya, también es justo pedirle más volumen de juego y mayor solidez al equipo del mellizo Guillermo, para cerrar mejor aquello que puede terminar de no convencer a sus fieles. Pero de momento, en relación a su objetivo copero y a este inicio de fase eliminatoria, fue suficiente.

De entrada, gol de Abila. Minuto seis.Wanchope castigó desde corta distancia tras un rebote por tiro corto de Goltz -a quien le había dado en el brazo derecho el balón amortiguándolo, pero en acción involuntaria y en una posición y postura no cobrable como infracción, por estar el brazo en lugar natural, caído al costado del resto del cuerpo-a la salida de un tiro libre en centro de Mauro Zárate y la tranquilidad le cayó a Boca en término, rápidamente, sin perder tiempo en dejar armar a su rival. Libertad no modificó su imagen, casi diríamos que no sintió el golpe, porque con limitaciones, estaba para bancar el juego en el medio e intentar buscar por los laterales, no quitándole la mirada a alguna acción donde pudiese forzar una falta y sacarle jugo a un tiro libre. Sucede que a Libertad se lo fagocitó su timidez y no tuvo esa aceleración precisa en momentos de flaqueza que Boca mostró largo rato en ese primer tiempo, perdiendo rápido la pelota y viendo cómo volvía enseguida a su zona defensiva. De allí el valor del gol de Wanchope.Y más después, cuando sobre los 42’, de una combinación corta entre Pavón, Abila y Zárate, el ex Vélez le puso término en el área perfilándose para gatillar bajo de zurda al primer palo y lograr la ventaja de dos.

Libertad se entregó fácil a la vuelta del vestuario. Una sacada de Andrada en un centro cerrado y punto.Creció Pablo Pérez, quitó más Barrios entre sus malas entregas y del talento de Cardona y Zárate salieron acciones para un Boca superior. Ese rapto final de su rival, perdido por perdido, apareciendo Andrada y el travesaño, fue fuera de contexto. Inquietó pero hasta ahí. Boca hizo un resultado apropiado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados