El efecto “obsecuencia” al campeón, en gran parte estimulado por la prensa, no permite ver incongruencias de informaciones, y procedimientos cuestionables de la controvertida personalidad de Maravilla Martínez.
Mientras la mayor parte de la prensa juega a ver quién le chupa más las medias al campeón, bueno es que la otra, minoritaria, ante la imposibilidad de competir a ese nivel compense mostrando el costado oculto de Maravilla Martínez, que en casos como estos se soslayan, por no estar sintonía con la irracional ceguera del fanatismo.

Maravilla dijo el año pasado que su sueño era pelear en el Luna Park, y que no se iba a retirar sin cumplirlo, cosa que repitió reiteradamente. Hoy, a menos de un año, ni se acuerda de eso, y prontamente cambió el Luna por el estadio de River Plate, del que supuestamente es hincha fanático. Su sueño pasó a ser repentinamente el Monumental.

Sin ser “K” –más bien es anti- se acercó políticamente al Gobierno con la misma cintura que exhibe en el ring, y -Scioli mediante-, ahora habla del estadio Único de La Plata, bajo el argumento de que en mayo –fecha tentativa de su próximo combate- el mal tiempo puede jugarle una mala pasada y necesitaría un estadio techado.

Cuesta entender a qué apuntan estas especulaciones, más cuando uno se enteró por  boca de un promotor extranjero –Tutico Zabala, hijo de Tuto, promotores cubanos de tradición y larga data- que ya está firmada la revancha contra JC Chavez Jr para mayo en Texas. Al menos, eso es lo que asegura Tutico, que en pocos días más vendrá al país con el rival de Reveco a pelear a Mendoza (el mexicano Julián Rivera).

Vaya a saberse el motivo de los amagos de pelear acá, pero no sería de extrañar que de pronto deje todo y lo haga donde supuestamente lo tienen abrochado, salvo que el Junior no esté disponible debido a su sanción por el antidoping positivo. Tal vez entonces esté preparando el “Plan B”.

Desde que le ganó a Paul Williams, Maravilla dice querer pelear con los mejores. ¿Quiénes son? Pacquiao, Mayweather, hoy en día el Canelo Álvarez, Gennady Golovkin, quizás Daniel Geale. Pero a cambio enfrentó a Dzinziruk, Darren Barker, Matthew Macklin, y JC Chávez Jr, obligado por ser el campeón del título CMB que él quería, aunque de cartón –como todo el que está en el boxeo sabe- impuesto y protegido por Sulaimán, cosa que el mismo Martínez reconoce. De hecho, JC, ni pasado amateur tiene, ya que debutó como profesional directamente y recién ahora, tras 40 peleas, en nuestro país debería estar iniciándose en el campo rentado.

Digamos que hay diferencias entre el discurso y la realidad, o sea, entre “los mejores” y los que él enfrentó.

Dice que lo cansan las preguntas de los especialistas de boxeo, y que las de los otros son más originales, pero cuando está con ellos pide hablar de boxeo.

Confunde droga con doping -algo imperdonable en su nivel cultural-, acusando a JC Chávez de haberse “dopado”, cuando sólo se drogó. El doping se diferencia de la droga por mejorar el rendimiento deportivo, efecto que la marihuana –la supuestamente encontrada en JC- no brinda, más bien al revés, salvo que él sepa que se le detectó algo más.

Forjó su personalidad mediática desde la humildad, imagen que le duró menos que una cantimplora en el desierto y trocó a pedante, otorgando 10 minutos por reloj a entrevistas personales, discriminando a la prensa, y desnudando actitudes peligrosas contra colegas, que traen malos recuerdos de otras épocas.

Rinde culto al dólar del Tío Sam –confesión propia-, que privilegia por sobre todo, pero usa el saludo “Hasta la victoria siempre”, marca registrada del “Che”, con el cual finaliza sus escritos y monólogos. Si el Che resucita y ve quién le usa su latiguillo, ya tendría rival para su próxima defensa.









Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados