Parece que hay avidez por saber si Castro se retira del boxeo, como si esa decisión sea algo que tiene que tomar sí o sí ahora, y ésta sea definitiva, como el matrimonio. El boxeo no es como el fútbol en esto, que uno hace un partido homenaje y no juega más. El boxeador es un deportista independiente, un cuentapropista, y mientras tenga la licencia, y esté clínicamente apto para pelear, ¿quién puede prohibírselo? Esta película la vimos repetidamente con Leonard, Hearns, Durán, JC Chávez, Larry Holmes, George Foreman, y tantos otros, incluso argentinos. Es lógico que el Roña, después de perder así, en caliente hable de retiro, pero al otro día seguramente se arrepiente, y ya hoy debe querer volver a pelear. No lo hará apuntando a un título mundial, ni en el Luna, ni por los porotos, pero sí quizás en cualquier ring del país, incluso en categoría pesado, o en la que cuadre. ¿Alguien se lo va a prohibir? Si se hace los estudios pertinentes, y da todo bien, ¿quién puede oponerse? Ganará, perderá, y lo hará a su modo, pero hasta que no le saquen la licencia por cuestiones médicas, o baja performance, él no es menos que ninguno de los matungos que -perdedores y “ladrones del ring”- hoy siguen dando batallas y haciéndose de unos pesos. El sabrá si quiere terminar así, o cuál es el broche con que cerrará su campaña.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados