A Riquelme le atajaron un penal sobre la hora y Arsenal es finalista
VILLARREAL, España.- El Submarino Amarillo quedó en la orilla de la gloria. Falló en el último tiro, justo en los pies de su estrella, Juan Román Riquelme. El jugador de la Selección Argentina tenía la chance de alargar el suspenso con un penal que el ruso Valentín Ivanov le “regaló” a sólo dos minutos del final. Pero el arquero alemán, Jens Lehmann, se encargó de desbaratarlo, dándole el pase a la final de la Champions League al Arsenal. De esta manera, el conjunto londinense disputará el próximo 17 de mayo -en París- la final ante el ganador de la otra semifinal que disputarán hoy desde las 15.45 (de la Argentina, ESPN televisa en directo) Barcelona y Milan en el Nou Camp, con arbitraje del alemán Markus Merk. Villarreal estaba obligado a ganar por más de un gol. Una empresa difícil. Y de hecho lo fue. Arsenal trajo consigo una interesante racha sin goles en contra en este torneo, que después del 0 a 0 de ayer en El Madrigal llegó a los 919 minutos. De la mano de Riquelme -como es costumbre- Villarreal comenzó a manejar la pelota, pero con el correr de los minutos Arsenal fue encontrándole la vuelta. Por eso Villarreal no tuvo muchas situaciones durante la primera etapa. Abusó muchísimo de los pelotazos y no hubo coordinación entre Forlán y Franco en ataque, y menos aún con Riquelme. Al Arsenal no le importó hipotecar a Henry jugando solitariamente como delantero. La clave pasó por otro lado, romper el juego colectivo de Villarreal en el medio con Ljungberg y Fabregas. Recién para el segundo tiempo se esperó el aluvión amarillo contra el arco inglés; y los primeros diez minutos fueron un ejemplo. En la primera llegada, Franco se le perdió en forma increíble cabeceando desviado de frente al arco; y un rato después, volvió a perdérselo con un nuevo testazo por encima del travesaño. La avalancha perdió fuerza, sobre todo después del cuarto de hora. Riquelme fue de mayor a menor, Sorín tampoco gravitó y los delanteros fueron absorbidos por la marca. A esa altura, faltó precisión y sobró cansancio físico. Entonces, Pellegrini salió a quemar sus últimos cartuchos y mandó a Roger por Arruabarrena. Cuando el Submarino parecía quedarse sin opciones, Clichy le cometió una falta (inexistente) a José Mari en el minuto 43. El árbitro dio penal; era el gran momento. Riquelme se paró frente a la pelota y miró al arquero. El balón viajó hacia el lado izquierdo de Lehmann, que se tiró hacia ahí desviándole el tiro. Fue decepción, fue tristeza, fue la eliminación del Villarreal. La gloria viajó a Londres.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados