La verdad, se esperaba con expectativa la presencia de los argentinos mundialistas que juegan en Villarreal. Juan Román Riquelme, sobre todo, tenía la chance de ser figura en un partido de semejante trascendencia mundial. No porque tenga todavía algo que demostrar, pero sí porque una muy buena labor suya podía tener una amplísima repercusión. Una semifinal de Liga de Campeones no se juega todos los días. Y como siempre, Villarreal basó todo su juego en lo que pudiera hacer el ex jugador de Boca. Pero esta vez, fue muy poco lo aportado por Román. No pudo hacerse eje del equipo, fue muy bien tomado en la mitad de la cancha por Gilberto Silva y Fábregas, no encontró espacios útiles cuando se retrasó o cuando se tiró hacia los costados... Y su equipo sintió el hecho de que el líder futbolístico no se pudiese imponer. Riquelme probó dos veces al arco. Una fue con un tiro libre que rechazó con los puños el arquero alemán Lehmann, en el primer tiempo. La otra, sobre el final del encuentro, fue un derechazo desde afuera del área que se fue a un metro del poste izquierdo. Si se tiene en cuenta que el remate de media distancia es uno de sus puntos fuertes, es otro ítem en el que estuvo lejos de sus posibilidades. Por supuesto, si hay un jugador emblema de la Selección Argentina, con José Pekerman como técnico, es Riquelme. Este bajo desempeño no e hace mella a su posición de titular indiscutido del equipo mundialista. Pero sería bueno que en la revancha se vea a un Riquelme más parecido a sí mismo. Tampoco tuvo un rendimiento importante Juan Pablo Sorín, ubicado como volante por izquierda. Su despliegue habitual le redituó poco al equipo. Claro que Sorín es otro de los intocables de la Selección, así que a él tampoco lo dañará una falsa actuación más o menos. En todo caso, fue mejor lo que hizo por ese mismo lateral Rodolfo Arruabarrena -quien nunca fue tenido en cuenta por Pekerman-, que marcó el lateral con firmeza y manejó la pelota con criterio. Para terminar con los argentinos, el arquero Mariano Barbosa arrancó con muchos nervios, un poco inseguro. Después se afirmó, aunque tampoco fue peloteado por Arsenal, hay que decir.
LOS MARFILEÑOS
El partido también fue una oportunidad para ver a dos marfileños, futuros rivales de la Argentina el próximo 10 de junio en la ciudad alemana de Hamburgo. Emmanuel Eboue, el lateral derecho, y Kolo Touré, el primer zaguero central, mostraron buenas condiciones pero no tanto para defender, sino para atacar. Eboue siempre se proyectó con decisión y con peligro. Tiene un muy buen manejo de pelota, algo que ya mostró en la Copa de Africa. Y Touré anotó el tanto de Arsenal, lo cual no es un detalle menor. Además, demostró mucha fuerza en el juego aéreo ofensivo. En cambio, atrás dejaron algunas incógnitas.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados