Tras el paro finalizado esta mañana, la cartera laboral llamó a sindicalistas y empresarios a sentarse a negociar antes de que falte el producto para la venta.

El Ministerio de Trabajo convocó a los directivos de la industria y a los dirigentes del sindicato lechero en procura de hallar soluciones definitivas al conflicto que, por diferencias en la negociación paritaria, derivó desde las 7 de ayer en un paro de 24 horas.

La cartera laboral, que encabeza el ministro Claudio Moroni, convocó para las 10.30 de mañana y de forma presencial a los sindicalistas y empresarios a la sede de la Avenida Leandro N. Alem 650, en un nuevo intento conciliador.

Allí, tratarán otra vez de limar diferencias la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra), que conduce Héctor Ponce, y los directivos de las cámaras Centro de la Industria Lechera (CIL) y de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios Lecheros (Apymel), informaron fuentes oficiales.

Los trabajadores de Atilra iniciaron a las 7 de ayer una huelga de 24 horas en varios establecimientos de la actividad como parte de las medidas de acción directa adoptadas en rechazo de "la oferta de los empleadores en el contexto de las negociaciones paritarias", que la organización consideró "insuficiente".

Las partes habían acordado un aumento sobre el salario básico de 13,6 por ciento y una suma no remunerativa de 4 por ciento para agosto y septiembre; de 8 por ciento en octubre y noviembre, y de 12 por ciento para diciembre.

El gremio aseguró en un documento que la propuesta patronal "no compensa las pérdidas del primer semestre" del año, aunque el tema más conflictivo es el pago de un aporte extraordinario o bono de 16 mil pesos por cada empleado.

Las cámaras ofertaron abonar la mitad de esa suma de manera directa a cada trabajador y, el resto, a la obra social sindical del sector (Ospil), pero la organización sindical lo rechazó y exigió el pago total directo al gremio.

Fuentes de la negociación paritaria señalaron que las cámaras comenzarán a aplicar los porcentajes de la recomposición salarial acordados el viernes último.

En tanto, el gremio ratificó la medida de fuerza, que incluye el trabajo a reglamento hasta el domingo 23 inclusive, lo que implica "no prestar labores en días francos ni realizar horas extras", según informó en un comunicado.

El lunes, ante la inminencia del inicio de la protesta, el CIL advirtió que podría faltar leche y sus derivados en los próximos días en algunos puntos del país.

El conflicto ya agotó el 10 de agosto último el período de conciliación obligatoria dictado por la cartera laboral y su respectiva prórroga de 5 días.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados