Angie logró ganarle una dura batalla al coronavirus tras permanecer internada durante más de un mes y convertirse en la primera paciente en recibir plasma en el lugar.

El Hospital El Cruce de Florencio Varela fue escenario de una hermosa historia de superación que tiene como protagonista a la enfermera Angela "Angie" Elías, quien logró ganarle una dura batalla al coronavirus tras permanecer internada durante más de un mes, en donde se convirtió en la primera paciente en someterse a un tratamiento con plasma en el nosocomio.

Sumamente emocionada y sorprendida por el amor que le brindaron, Angie definió su recuperación con tres palabras que erizan la piel: "Volví a vivir". Tres palabras que demuestran lo duro que es pelearle a esta enfermedad.

Trabajadora del mencionado centro asistencial, precisamente en la Unidad de Cuidados Intermedios, recibió el calor y amor por parte de sus familiares, amigos, colegas y de otros profesionales de la salud, que celebraron su recuperación regalándole globos, flores y aplausos que, sin dudas, llegaron a su corazón.

Lejos de vestirse con el traje de super heroína mostró su humildad al manifestar que "estoy muy agradecida a todo el equipo de El Cruce por todos los cuidados que me dieron, me salvaron la vida".

Con más de 30 años de trayectoria, la enfermera, que forma parte del grupo de riesgo, había decidido no tomarse la licencia que le correspondía y seguir trabajando por su "compromiso y amor al prójimo", señaló su hija Ángela, que continúa su legado como enfermera y que no se apartó ni un minuto de su madre durante la internación.

La lucha de La Enfermera, como la conocen en el centro asistencial, comenzó el 23 de junio cuando a través del Triage -sistema de clasificación de pacientes- del Hospital El Cruce tuvo un diagnóstico de COVID positivo. Debido a las complicaciones que comenzó a presentar desde el punto de vista respiratorio, el 6 de julio pasó a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En la UTI, decidieron aplicarle tratamiento de plasma, siendo la primera en recibirlo en El Cruce. Aunque no fue el único que se le aplicó. La gravedad de su cuadro de salud requirió que sea asistida por respirador. En ese momento permaneció sedada con analgésicos y "pronada", es decir boca abajo. Hasta que empezó a presentar leves mejorías y finalmente el 20 de julio, Día del Amigo, pasó a intermedia con buena evolución y diagnóstico de coronavirus negativo.

"Muy querida"

Asimismo, desde el Hospital El Cruce aseguraron que Angie es "un emblema para todos los trabajadores y trabajadoras del hospital. Todo el equipo de salud trabajó en forma mancomunada". Precisamente, Eika, compañera de nuestra heroína, elogió su espíritu guerrero al manifestar que "es una campeona la peleó día a día. No bajó los brazos nunca". Además, mencionaron que se realizaron cadenas de oración para apoyarla espiritualmente.

Este martes fue del alta a su hogar después de pelearla como una campeona, "su lucha y su mejoría fue el aliento para todo el equipo de salud" expresaba uno de los carteles que armaron las enfermeras.

Finalmente, se reencontró con su amado esposo Jorge con quien está casada hace 40 años y con sus dos orgullosas hijas, Daiana y Angela.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados