Un nuevo fallo judicial en Argentina retomó el debate sobre el alcance del "Derecho al Olvido" en cuanto a los riesgos que implica su aplicación incorrecta en la búsqueda de información.

La tecnología avanza constantemente y en la mayoría de los casos busca ofrecer beneficios y facilitar la vida con diferentes nuevas herramientas al servicio de las personas. En el caso de Internet, el mundo virtual genera contenidos segundo a segundo de todo estilo y los motores de búsqueda permiten contactarnos con los mismos en cualquier parte del planeta.

Esta capacidad de generación de contenido supera muchas veces a las personas y hasta las mismas pueden sentirse observadas o perseguidas cuando se sienten involucradas. Hace 6 años, el tribunal de la Unión Europea reconoció el Derecho al Olvido que sentó precedente para que los motores de búsqueda remuevan resultados a criterio del que reclama cuando resultan obsoletos, viejos o perdieron trascendencia. No obstante, este falló deja fuera de la "limpieza del pasado" casos de interés público como pudiera ser un pedido de un político europeo que quisiera remover casos de corrupción que lo involucren.

Luego de este fallo en Latinoamérica comenzaron intentos con situaciones similares pero con la diferencia de que no sólo el Derecho es diferente al europeo sino que además no existe un organismo a nivel comunidad que regule la situación y no hay una norma que lo reconozca como un derecho en sí mismo por lo que cada país tiene su ley propia de aplicación. Así, en Argentina los abogados intentaron buscar fallos basados en la Ley de Protección de Datos Personales o la de Privacidad.

En un fallo reciente un juez ordenó quitar los enlaces que puedan exhibir videos o imágenes obtenidas hace más de veinte años o más con escenas de peleas, agresiones, insultos, discusiones en tono elevado, escenas de canto, de baile de precaria calidad artística y reportajes televisivos, y los que se haga referencia a la vida privada de la involucrada, de índole sexual y de consumo. Así, la aplicación queda confusa al no precisar cuáles son los URL (direcciones de Internet) a los que se alcanza y poniendo en riesgo la libertad de expresión al encontrarse videos vinculados a medios de comunicación y su contenido periodístico. ¿Qué pasaría si un militar involucrado en la última dictadura quisiera aplicar el mismo fallo? ¿O si Fabián Tablado, que recientemente recuperó la libertad recurriera a un pedido de Derecho al Olvido?

Internet se ha vuelto una hemeroteca digital y Latinoamérica, con una fuerte defensa de los contenidos y de la libertad de expresión, atraviesa un presente distinto al de Europa.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados