Funcionarios del organismo aseguraron que eso asegurará “el éxito del programa” anunciado el jueves último por 50.000 millones de dólares y corregir los desequilibrios en materia fiscal.

U n día después del anuncio oficial del acuerdo con la Argentina por U$S 50.000 millones, el FMI aseguró que el éxito del programa dependerá del “compromiso político y de toda la sociedad”, y dijo que el propósito es “corregir desequilibrios fiscales y monetarios”.

En una conferencia de prensa, los economistas del Fondo, Alejandro Werner (Director para el Departamento del Hemisferio Occidental) y Roberto Cardarelli (encargado del caso argentino), ofrecieron un cuadro de la situación del país y dieron detalles sobre las exigencias planteadas por el organismo. “Se necesita un fuerte compromiso para remover algunos desequilibrios fiscales y monetarios”, consideró Cardarelli y aclaró que en el organismo tienen “la convicción de que las medidas que hemos discutido en estas semanas son factibles”.

La aprobación formal del pacto se realizará el 20 de junio a partir de la reunión del Directorio del Fondo y el primer tramo del crédito por U$S 15.000 millones llegará un par de días después.

El Gobierno de Mauricio Macri prometió para este año alcanzar un déficit de 2,7% del PBI y de 1,3% en 2019, para lo cual deberá impulsar un fuerte ajuste en las cuentas públicas.

Cardarelli explicó que la economía argentina crecerá pese al fuerte ajuste fiscal que el país acordó con ese organismo por el cual se pasará de un rojo primario de 2,7% del PBI este año a superávit de 0,5% en 2021.

Al respecto, señaló que la sequía que afectó amplias zonas del país y castigó con fuerza la producción nacional “tendrá un efecto positivo en 2019”. “Hemos logrado un cuadro macroeconómico más consistente”, sostuvo el funcionario -de nacionalidad italiana- y precisó que “se puede lograr” la meta inflacionaria de 17% para el año que viene.

Uno de los puntos del acuerdo es la posibilidad de incrementar la ayuda social en caso de un agravamiento de los indicadores de pobreza. “No es posible concebir un programa de estabilización macroeconomía sin considerar el nivel de pobreza”, agregó el funcionario sobre el tema.

No obstante, el funcionario afirmó que las exigencias planteadas al Gobierno “son medidas factibles y realistas” y añadió que “requieren compromiso de toda la sociedad”.

A su turno, Werner destacó la actitud del Gobierno de “actuar de manera oportuna”, al pedir rápidamente auxilio financiero al Fondo, luego de las turbulencias financieras de los últimos meses que sólo en mayo generaron una devaluación del 22%. “Le permitirá navegar por situaciones que vengan de las economías avanzadas o de la región”, afirmó en referencia a las inestabilidades globales o la posibilidad de nuevas corridas cambiarias. Pese a las dificultades y al temblor financiero que sacudió al país en mayo, el funcionario consideró que “la economía argentina de hoy es muy diferente a la de 2001”.

“Vemos una economía que está en el camino correcto. Lo que pasó en marzo, abril de este año, producto del cambio en las condiciones externas, hizo patente la necesidad de que una estrategia que depende del financiamiento externo por los altos desequilibrios que heredó esta administración tenía que acelerarse, y nuestra interpretación fue que el gobierno actuó de una manera muy, muy oportuna”, afirmó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados