Mientras el ministro Dujovne reconoció que el PBI descenderá este año un punto, el gobierno elabora medidas para garantizar que se mantenga la inversión y la obra pública. En un segundo plano queda el consumo.

E n el gobierno admiten que la economía caerá 1% este año, pero tampoco se anuncian medidas para apuntalar el consumo, severamente afectado por la alta inflación.

Mientras tanto, en Casa Rosada continúan con el diseño de políticas marco que intentan apuntalar la inversión y la obra pública, que muestra un freno por la reducción del déficit fiscal y las acusaciones a las empresas mencionadas en los denominados cuadernos de la corrupción.

Ayer fue el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, quien blanqueó que el PBI descendería un punto este año a causa de la recesión, la sequía y la brusca devaluación del peso. Con un consumo que no levanta y un IPC que sólo en agosto rozaría el 4% -el anual superaría el 32% que se estimaba hace un mes-, no se han informado medidas tendientes a reactivar el poder de compra de los salarios.

En última instancia, en el Ejecutivo nunca ocultaron la conveniencia de que la reactivación venga por el fomento a la inversión antes que por favorecer el consumo, como ocurría durante el kirchnerismo.

Lo cierto es que ayer por la tarde el presidente Mauricio Macri encabezó en la Casa de Gobierno una reunión de la denominada Mesa de Simplificación Productiva, que reúne a representantes de diferentes organismos y estamentos del sector público, con el objetivo de analizar la aplicación de mecanismos que agilicen procedimientos administrativos y que eliminen trabas burocráticas para mejorar la productividad y la competitividad de emprendedores, pequeños productores y PyMEs, entre otros sectores.

El encuentro se desarrolló en el Salón Norte y contó también con la participación de los ministros de Producción, Dante Sica, de Modernización, Andrés Ibarra y del titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, entre otros funcionarios.

Por la mañana fue Guillermo Dietrich, titular de Transporte, y el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, quienes presentaron un fideicomiso dirigido a garantizar los procesos de la obra pública bajo el sistema de Participación Pública Privada (PPP), a través de la captación de fondos provistos por los bancos para que las empresas lleven adelante la ejecución de los proyectos comprometidos -rutas y trenes urbanos- con el Estado (ver página 8).

Parte de los fondos serían aportados por el Banco Nación ante el temor que se frenen esos proyectos por la incertidumbre derivada del proceso judicial encabezado por el juez Claudio Bonadio por las supuestas coimas que empresarios pagaban a funcionarios kirchneristas.

Ayer Macri recibió en el palacio de gobierno al ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien repasó temas de gestión. A la salida del encuentro, el funcionario no descartó que el Ejecutivo firme una resolución para recuperar parte del dinero de la corrupción a través de aportes de las empresas acusadas.

“Se analiza que las empresas vinculadas anteriormente deban tomar algunas medidas, separar algunos directivos, introducir programas de integridad y eventualmente se evaluaba la posibilidad que exista algún tipo de bono o reparación a cuenta de futuras de indemnizaciones. Multas no se puedan aplicar porque ninguna pena puede ir hacia atrás”, fundamentó el ex fiscal general porteño.

Por otra parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, continúa con las negociaciones con la oposición para tratar de consensuar el Presupuesto 2019, una ley que el gobierno necesita aprobar como una señal de certidumbre hacia los mercados.

El titular de la cartera política compartió ayer un acto en Entre Ríos con el gobernador Gustavo Bordet, en ocasión de la entrega de viviendas en la localidad de General Ramírez.

Fuentes gubernamentales adelantaron que esta semana continuarán “las reuniones mano a mano con otros gobernadores” y también tendrá su continuidad de la cumbre entre funcionarios de Interior y Hacienda y ministros de economía provinciales -que tuvo su primer capítulo el último jueves- “para afinar” los números respecto al ajuste de las cuentas públicas en la ley de leyes y así lograr la pauta de reducción del déficit fiscal comprometido con el FMI.

Antes de partir a la provincia litoraleña, el funcionario participó de un almuerzo de la mesa política, denominada G8, que agrupa a los principales dirigentes de Cambiemos.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados