El Carnaval más famoso de Brasil, que en su momento era una fiesta de lujo y glamour, está cada vez más dominado por una marea de ahorradores turistas más interesados en las fiestas callejeras gratuitas que en los caros desfiles de las escuelas de samba.

Los cariocas, como se conoce popularmente a los residentes de Río de Janeiro, y los turistas solían invertir grandes cantidades de dinero en boletos para los desfiles de Carnaval y en disfraces. Pero la crisis económica que asfixia a la mayor nación de Latinoamérica y el incremento de los “blocos” o fiestas callejeras está cambiando la naturaleza de la celebración. La agencia de turismo de Río espera que una cuarta parte de todos los que visiten la ciudad estos días gasten menos de 100 dólares diarios, frente al 12% del año pasado. “Tenemos millones de personas dispuestas a salir a la calle para los modernos y gratuitos blocos, mientras que los desfiles de las escuelas de samba quedaron congelados en el tiempo y se han convertido en algo muy caro”, dijo Luiz Antonio Simas, historiador del Carnaval.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados